Compartir

narcolepsia enfermedad¿Qué les ocurre a esas personas que se quedan dormidas en medio de una conversación… e incluso en plena euforia amorosa? Aquellos que padecen narcolepsia no sólo tienen sueño durante el día; sufren ataques de sueño impredecibles e incontrolables.

Y no es un problema raro. Lo padecen entre 30.000 y 40.000 españoles, apenas un cuarto de los cuales son diagnosticados.

Aunque no se conoce exactamente el proceso, se cree que el trastorno nace de una disfunción neuronal en el mecanismo que controla las pautas de despertar-sueño del cerebro.

Lo ‘normal’ es lo siguiente: al quedarnos dormidos, atravesamos primero por una fase ‘de movimientos oculares no rápidos’ (NREM, en sus siglas en inglés), en que las ondas cerebrales se ralentizan.

Al cabo de una o dos horas, la actividad cerebral se intensifica de nuevo y comienza la fase REM (de movimientos oculares rápidos).

La mayoría de los sueños se producen en este período. Pues bien, la narcolepsia nace cuando el cerebro envía señales confusas acerca de cuándo iniciar los sueños NREM y REM.

Como consecuencia, en cuanto una persona con ese trastorno empieza a notar somnolencia, puede caer en la fase REM.

¿Nacen cansados?

‘Me ocurre en cualquier momento’, explica Beatriz N., de 36 años. ‘Siento un poco de sueño y, un segundo después, me quedo dormida. A los pocos minutos, me despierto perfectamente descansada’.

‘Lo malo es que, a la hora, me puedo quedar dormida otra vez. Lo peor no es el riesgo de accidentes, sino los problemas en el trabajo, con amigos…’

Un jefe llegó a decirme que ‘había nacido cansada’; una conocida dijo que llevaba ‘una doble vida’. Los médicos me diagnosticaron falta de sueño, depresión, hasta un posible tumor cerebral… ‘Empezó a los 21 años y hasta hace cuatro no he sabido exactamente lo que me pasaba’.

Eduardo O., de 38 años, se enteró demasiado tarde de que su impotencia y su falta de deseo sexual nacían de la narcolepsia que padecía. ‘La ruptura con mi pareja llegó el día en que me quedé dormido haciendo el amor’, explica.

‘Yo estaba muy enamorado, y el sufrimiento por haber roto empeoró mi problema. Estuve tan deprimido que pensé que no me merecía la pena vivir’.

‘Ahora, un especialista en trastornos del sueño me ha puesto un tratamiento que incluye medicación y pautas de sueño concretas. Poco a poco, estoy despertando de nuevo a la vida’.

Consejos para el tratamiento de la narcolepsia

Anfetaminas y otros estimulantes del sistema nervioso central han sido el tratamiento tradicional de la narcolepsia. Un nuevo medicamento, el Provigil, es menos adictivo y tiene menos efectos secundarios.

También, ciertos cambios en los hábitos cotidianosmejoran la vida de las personas con narcolepsia:

  • Tener pautas regulares de sueño (incluso los fines de semana). 
  • Echar varias cabezadas (de 10 a 15 minutos) cada día y evitar la cafeína y el tabaco. 
  • Si se proyectan viajes largos, consultar la médico la posibilidad de tomar un fármaco para mantenerse alerta. Parar de vez en cuando a echar una cabezadita y a estirar las piernas. 
  • Explicar el problema en el trabajo (la legislación prohíbe la discriminación y el despido de las personas con este tipo de problemas).