Compartir

La leche materna es el mejor alimento para el recién nacido. Contiene todas las sustancias nutritivas en las proporciones ideales. Es el alimento mejor tolerado y asimilado por el bebé. Los niños amamantados desarrollan menos alergias y tienen menos posibilidades de presentar gastroenteritis. En la leche materna se encuentran anticuerpos que además le brindan protección a los niños. Es excepcional que una madre no pueda por molestias dar el pecho a su bebé. Una vez lograda es una experiencia muy gratificante para la Madre y el Bebé.

Mamas hinchadas o inflamadas

Es la congestión mamaria, es común que suceda 3 o 4 días después del parto. La leche comienza a aumentar y la mama está plena, puede dificultar la succión y a veces irrita al pezón.

Siga alimentando al niño cada vez que el o usted lo crea necesario. Podrá facilitar la succión y reducir las molestias de dar el pecho extrayendo un poco de leche antes de empezar a darle de mamar. Los baños con agua tibia la pueden ayudar a aliviar los síntomas de esta plenitud mamaria. Generalmente esta molestia desaparece a la semana.

Absceso de la mama

Si tiene molestias y una mama o parte de ella inflamada puede estar padeciendo una infección. Es más frecuente si ha padecido de grietas. Si está toda la mama inflamada puede ser una mastitis, lo que le puede traer malestar y fiebre. Debe consultar a su médico. Si le diagnostican un absceso o mastitis probablemente le indicarán antibióticos y analgésicos adecuados para mejorar el dolor y resolver el cuadro infeccioso. Es conveniente continuar amamantando al bebé quien no se verá afectado por los antibióticos ni por la infección.

Grietas de pezón

Se presenta con los pezones irritados y con dolor. Suele suceder cuando el bebé no abarca toda la zona coloreada del pezón con la boca cuando mama. Pueden sangrar.

Evite que el niño mame seguido de esa mama para evitar que se infecte y las molestias al dar el pecho. Extraiga la leche y désela al niño. Una vez que el pezón mejore reinicie el amamantamiento normalmente. Procure que no vuelva a suceder tratando de que el bebé abarque con su boca toda la superficie del pezón. Si tiene dolor o las grietas no han mejorado luego de 3 días consulte a su médico.

Bulto en la mama

Suele ser indoloro, es el bloqueo de un conducto galactóforo. Es importante que continúe dando de mamar y suele resolverse sólo en unos días. Consulte a su médico si el bulto se torna doloroso o inflamado o si permanece por más de una semana.