Enfermedades

Micropsia o síndrome de Alicia en el país de la Maravillas

micropsia sindrome alicia en el país de las maravillasLa micropsia es una alucinación atípica de la jaqueca, por ello quienes sufren este trastorno no se atreven a confesarlo. Les da miedo que los tachen de locos, porque sienten como si el cuerpo se les agrandara o achicara. El nombre del síndrome viene del libro Alicia en el País de las Maravillas.

El síndrome de Alicia lo sufre un 15% de las personas torturadas por los dolores de cabeza. Esto lo descubrió el doctor Caro Lippman en 1952 cuando relacionó que varios de sus pacientes sentían una extraña sensación semejante a lo que ocurre en el cuento para niños escrito en 1865 por Charles Lutwidge Dodgson, profesor de matemáticas de la Universidad de Oxford, Inglaterra, que firmaba sus historias con el seudónimo de Lewis Carroll.

Frecuentemente, estos síntomas van acompañados de depresión o irritabilidad y los que viven junto a estas personas se dan cuenta cuando están a punto de sufrir un ataque.

A diferencia de los esquizofrénicos, los que sufren el síndrome de Alicia se dan cuenta de que su experiencia no es real. En cierta forma, es como si bebieran -igual que Alicia- de una misteriosa botella que los hace crecer hasta que su cabeza topa con el techo (macropsia). En otras ocasiones sienten que se hacen pequeños y van cayendo por un túnel que no tiene fondo (micropsia). También hay momentos en que creen que parte de su cuerpo cambia (metamorfosis) como por ejemplo que les está crecido una oreja en forma desproporcionada, pero se miran al espejo y comprueban que sigue normal.

Es curioso pero los pacientes con síndrome de Alicia no tienen dolores de cabeza muy fuertes. Esto les ocurre así de repente, sin previo aviso. Pueden ir por la calle y sienten que van creciendo, pero cuando se miran en una vitrina comprueban que están igual que siempre. Precisamente por eso ellos no se lo cuenten a nadie, porque temen que piensen que se están trastornando.