Belleza

Alcachofa y Mesoterapia, reducción de peso asegurada

Compartir:

alcachofa y mesoterapiaLa alcachofa tonifica el hígado, depura la sangre, es digestiva y diurética y actúa favoreciendo la eliminación de colesterol. Estas son sólo algunas de las propiedades de la alcachofa, cuyo extracto concentrado, además, sirve como un excelente quemador de grasas al ser utilizado como parte de tratamientos estéticos como la mesoterapia.

Pocos conocen los beneficios de la alcachofa. El Cynara Scolymus o extracto de alcachofa se utiliza en estética como parte de tratamientos reductivos, y sus usuarios aseguran una gran efectividad sin peligro de reacciones secundarias. Se aplica utilizando la técnica terapéutica de la mesoterapia, que consiste en inyectar pequeñas cantidades en la zona que se encuentra entre la piel y la grasa debajo de ella, a tres o cuatro centímetros de profundidad.

Otra de sus ventajas de las inyecciones de alcachofa como agente reductivo es que después de su aplicación sigue ejerciendo su función de quemar grasas en el organismo durante tres meses.

La mesoterapia con extracto de alcachofa, reducción de peso natural

Este método, mesoterapia y alcachofa, es preferible por muchos profesionales porque afirman que prefieren resultados seguros pero lentos, a reducciones fulminantes a base de químicos. Es necesario que antes de la infiltración de las ampollas, la paciente se someta a por lo menos 10 sesiones de desintoxicación y purificación del organismo. Para esto hay que trabajar con drenaje linfático o presoterapia, aplicación de calor o termoterapia y, por supuesto, masajes. El objetivo es que durante este tiempo la paciente se deshinche y elimine el exceso de líquido para que su organismo esté más limpio, para que el efecto del extracto sea más potente y se logre quemar la mayor cantidad de grasa posible.

Como todo tratamiento reductivo, la mesoterapia con extracto de alcachofa debe aplicarse en zonas específicas que nunca deben encontrarse cercanas a ganglios. Y es que hay que tener claro que la mesoterapia sirve sólo para reducir el exceso de grasa localizada.

Luego de reducir los centímetros deseados, es muy importante que la paciente tonifique su piel. Se aplica crema reafirmante, luego se coloca algodón, un vendaje y posteriormente yeso, con lo que se consigue prácticamente un recogimiento de la piel, ya que el yeso trabaja por compresión.

Las especialistas recalcan que las pacientes deben ayudar al organismo en el proceso de reducir centímetros con una dieta baja en grasas y calorías que no aumente el porcentaje de grasa que se pretende eliminar.

Además, es necesario que la paciente entienda la importancia de hacer mantención por lo menos una vez al mes, en que un masaje será suficiente.