Compartir

masaje reductorSi deseas adelgazar, una buena forma de complementar a tu dieta y a tu ejercicio diario, es añadir algunos tratamientos como masajes reductores en aquellas zonas que deseemos.

Los masajes ayudan a reducir los depósitos grasos del cuerpo, gracias a sus movimientos  y la mejora de la circulación, pero solo si se realizan junto a una dieta equilibrada  y ejercicio diario, no por ellos estrictos.

Los masajes son soluciones completamente naturales que llevan siglos entre nosotros, y aunque en un primer momento se asociación a soluciones para problemas musculares, también nos pueden ayudar a adelgazar y luchar contra la celulitis.

No veremos el resultado inmediatamente pero cuando los obtengamos serán maravillosos.

Realizaremos el masaje reductor de forma constante en la zona que deseemos. Lo ideal es realizarlo  después del baño, con una crema exfoliante y reductora, durante unos 30 minutos.
Existen muchas variedades de masajes y automasajes, en este caso nos centraremos en el masaje reductor para adelgazar, basado en fricción, amasamiento y golpeteo. No es aconsejable realizar pellizcos, ya que así solo romperemos los capilares.

El proceso para realizar el masaje reductor para adelgazar

Masajearemos la zona con ambas manos si es posible, de menor a mayor intensidad de manera circular por toda la zona, presionando y amasando , alternaremos entre masaje y golpeteo, así reforzaremos y ayudaremos a la circulación y movimiento de la grasa.

Para este tipo de masajes reductores no se suele usar ninguna clase de aparatos, siendo las manos básicamente el único instrumental. No suelen ser masajes dolorosos, aunque en función de la grasa puede ser más o menos molesto.

Con una sola sesión no veremos resultados, siendo lo ideal de 2 a 3 sesiones a la semana.