Compartir

maquillaje rápidoAcicalarse en un tiempo récord o el maquillaje rápido es posible con los llamados productos multiuso o con los muy prácticos cosméticos de fácil aplicación y resultados inmediatos. Todos los gestos de belleza, empezando por la higiene y terminando con el maquillaje, pueden aligerarse hasta límites insospechados.

El desmaquillaje, el más pesado de todos los procesos porque se efectúa al final del día cuando el cansancio se deja notar, también puede hacerse de forma rápida pero correcta. En solamente tres minutos, puedes lavarte el rostro con un jabón facial, si lo tienes graso, o retirarte el maquillaje con una leche, si es seco, darte el tónico con un algodón y, por último, hidratarte la piel.

El maquillaje tampoco debe robarte mucho tiempo. Salvo que lo quieras muy sofisticado, si tan sólo quieres tener buen aspecto, te bastará con el uso de tres o cuatro productos.

Y por último el pelo, que reclama unas atenciones mínimas, pero con resultados sorprendentes.

Aligera la limpieza del rostro si estás cansada

Aunque no vayas maquillada es necesario retirar diariamente los residuos de suciedad que se fijan en la piel y que, poco a poco, la van asfixiando.

  • Si te gusta aclararte la cara con agua busca un limpiador suave sin jabón para que no te reseque la piel.
  • Si prefieres no humedecer la piel, te gustarán las nuevas texturas suaves que limpian e hidratan al mismo tiempo sólo con poner unas gotas en un algodón y pasarlo por la cara. Si llevas maquillaje, necesitarás repetir la operación dos o tres veces.
  • Las toallitas desmaquillantes limpian y tonifican de una pasada y en un santiamén. Dejan la piel flexible y lista para irse a la cama en una noche excepcional de gran cansancio. Pero no sería bueno para todos los días, sobre todo si tu piel es madura, porque la limpieza no es profunda.
  • Si te maquillas otra vez por la noche, necesitas refrescar el rostro: usa una toallita limpiadora y, antes de maquillarte, extiende un poco de hidratante.

El maquillaje rápido: lo mínimo para tener buena cara

Un poco de maquillaje te ayuda a mejorar el aspecto y te hace sentir mejor porque está confirmado que la cosmética y el maquillaje tienen poderes antidepresivos. La barra de labios, el colorete y el lápiz delineador de ojos son los tres productos más utilizados y que te ayudaran a maquillarse rápido.

  • Por algo será cuando se dice que las mujeres se pueden pintar los labios divinamente hasta cuando conducen. El ejemplo sirve para ilustrar hasta qué punto, con o sin espejo, se puede dominar o estar familiarizada con la barra de labios. El récord de velocidad y maestría se bate aplicando vaselina, protector labial o brillo con la yema de un dedo, en cualquier sitio, lugar y hora del día. Como es un gesto sencillo que mantiene los labios hidratados, ten siempre a mano alguno de estos productos habituales. Lo mismo puedes hacer con la crema de manos; puedes dártela en cualquier momento del día si tienes un tubo cerca.
  • El fondo de maquillaje se aplica como una crema; basta con poner pequeñas cantidades en la frente, la nariz, los pómulos y la barbilla, y, luego, sin estirar la piel, lo extiendes hacia los laterales del rostro con los dedos. Son muy cómodos los maquillajes en “stick” o barra. También puedes utilizar un producto multiuso para dar color a los labios, ojos y mejillas. Si usas una hidratante con color, conseguirás un maquillaje rápido y matarás dos pájaros de un tiro: aunarás la crema diaria y el maquillaje.
  • Si no necesitas o no quieres maquillarte, extiende una crema de día con factor de protección solar, un poco de corrector de ojeras, y pasa directamente al colorete. Si tu piel es homogénea, tiene buen color y no necesitas un “fond de teint” cubriente, pero quieres ir un poco arreglada, te bastará con repartir unos ligeros toques de maquillaje en barra en los pómulos, las aletas de la nariz y la frente.
  • Se lleva el colorete y vale la pena dedicarle unos segundos porque realmente anima el rostro. Cuanto más natural sea el tono, más fácil de difuminar y menos riesgos de que te queden sombras. Las fórmulas en crema se aplican con los dedos y también sirven para sombrear los párpados.
  • Resalta los ojos con máscara de pestañas. Si usas lápiz delineador, difumínalo después con un pincel o esponja. Las sombras cremosas son más fáciles de aplicar.

Brillo en el pelo en un minuto

Si estás acostumbrada a lavarte el pelo bajo la ducha prácticamente a diario, necesitas un tratamiento multiuso que te permita, nada más secártelo con la toalla, desenredarlo y peinarlo con rapidez.

Los sucesivos tintes, la vida en la ciudad, el humo del tabaco en locales cerrados o los olores a comida se fijan en el pelo y la ropa, y dejan el cabello opaco y sin brillo.

Si no te da tiempo a lavarlo, vaporiza un spray para dar brillo y refrescar el cabello; te quedará suelto, como recién lavado.

Cuidado…

No ahorres tiempo olvidándote de aplicarte la crema corporal, es un tratamiento básico e indispensable; no lo consideres un lujo, es una necesidad. Después de la ducha diaria, aplica una leche o crema que hidrate todo el cuerpo hasta los dedos de los pies. Mantendrás siempre la piel hidratada y elástica.

Adelante…

Aunque dispongas de muy poco tiempo para arreglarte y necesites un maquillaje rápido antes de salir a cenar, no renuncies a ponerte una mascarilla si quieres revitalizar tu rostro casado y darle un aspecto fresco y luminoso. Algunas actúan en menos de cinco minutos, te permiten llevarlas puestas mientras abres el grifo de la ducha o vas eligiendo la ropa que te vas a poner.