Compartir

limpieza piel bellezaLimpiar cuidadosamente nuestro rostro sin olvidar el cuello dos veces al día, por la mañana y por la noche-, es no sólo un gesto de higiene, sino un paso previo imprescindible a la aplicación de cualquier tratamiento. Una piel que no mantenga una limpieza correcta no lucirá con el maquillaje aunque lo aplique una experta y no aprovechará una crema de tratamiento por milagrosa que ésta sea.

Para limpiar la piel lo primero es la elección del producto adecuado a cada tipo de piel. Para las pieles secas y sensibles es más conveniente utilizar leches y cremas limpiadoras suaves y con agentes hidratantes que aporten confort y elasticidad.

Este tipo de productos se aplican con las manos -mejor que con un algodón- , con movimientos suaves que no irriten la piel, y se retiran -con la misma suavidad- con un pañuelo de papel o disco de desmaquillar.

Las pieles grasas y mixtas, en cambio, suelen necesitar el contacto con el agua para sentirse limpias y, por ello, aprecian mejor los beneficios de las texturas en gel, que se aplican sobre el rostro mezclándolas con agua y se aclaran también con agua.

Sin embargo esto no es una regla fija existen geles y espumas específicos para pieles secas y sensibles que contienen elementos hidratantes y emolientes; y también hay leches y cremas limpiadoras con activos astringentes y no comedogénicos (esto es, que previenen la formación de espinillas y puntos negros) que pueden ser ideales para las pieles grasas.

Consejos

Con respecto a la limpieza del rostro hay tres errores muy extendidos:

  • Para limpiar la piel basta con agua y jabón corriente: FALSO. El jabón de tocador es uno de los enemigos de la piel del rostro, sobre todo de los secos y sensibles. Precisamente, los geles y jabones específicos no contienen jabón, sino otros ingredientes tratantes.
  • No es necesario limpiar la piel si no se ha utilizado maquillaje. FALSO. La piel que no va maquillada sufre también los efectos del sudor, la polución y otros agentes externos y su limpieza es igual de imprescindible.
  • Por la mañana basta con el agua de la ducha para limpiar el rostro, ya que no se ha ensuciado por la noche. FALSO. La limpieza del rostro por la mañana con productos específicos es imprescindible para mantener el equilibrio de la piel, prepararla para la crema hidratante y el maquillaje y protegerla durante todo el día.