Compartir

leche para perder peso

Las niñas y/o adolescentes que toman la cantidad recomendada de calcio pesan menos que aquellas que apenas prueban los productos lácteos. Un simple vaso de leche al día puede ayudar a mantener el peso adecuado.

Las chicas que más calcio consumen pesan menos que las que menos leche y productos lácteos toman, al menos es lo que asegura un nuevo estudio. “El consumo diario de calcio está asociado con el nivel de grasa y el peso de las adolescentes”, asegura la directora de la investigación, Rachel Novotny, nutricionista de la Universidad de Hawai (Estados Unidos).

Los datos obtenidos muestran que el consumo de calcio, especialmente todos los días, ayudan a controlar el peso. Otros estudios en animales, adultos y niños ya habían llegado a la misma conclusión.

Aunque es importante llevar una vida activa y cuidar la alimentación, los científicos descubrieron que no menos trascendente es la cantidad de calcio que se ingiere. Si una chica sumaba un vaso de leche o un trozo de queso, es decir, unos 300 miligramos de calcio, a su dieta, podía bajar hasta un kilo de peso. “Creo que lo mismo ocurre en los chicos”, opina Novotny.

Durante las últimas décadas, el consumo de productos diarios ha disminuido en los Estados Unidos, coincidiendo con un aumento en el número de obesos. La doctora Novotny aconseja “comer más alimentos frescos”, pero sin comer demasiado, para evitar el sobrepeso.

Como todo, debe serlo en su justa medida, el exceso tampoco es sano y además trae soprepeso. Hoy en día existe un debate sobre si es necesario reducir el consumo de lacteos entre aquellas personas que quieren controlar su peso. Y puede ser cierto en adultos, pero nunca en adolescentes que se encuentran en pleno desarrollo. El calcio es indispensable en esta etapa, y además como señala la doctora Novotny ayuda a controlar el peso.