Alimentación

Las flores en nuestra dieta

comer floresLas flores están presentes en nuestro día y no simplemente como adornos  o regalo para un bonito día, sino también como parte una buena dieta.

Aunque algunos lo desconozcamos forman parte de nuestra alimentación, algunas como el alcaucil (alcachofa), el coliflor, el brócoli, el clavo de olor y el azafrán es prueba de ello. Ya algunas culturas como la egipcia, india y china la utilizaba en sus recetas y medicamentos.

No todas las flores son comestibles, solo aquellas que no han sido tratadas con productos químicos , y son totalmente naturales, la ingesta de flores que no hayan sido tratado así, podrían causarnos dolores estomacales, incluso fallos cardíacos y renales.

Una dieta acompañada por flores nos aporta salud y bienestar, contienen muchas vitaminas (A, B, C, D, E , K, PP, B12), aceites beneficiosos para el organismo, aminoácidos, minerales y  proteínas, ademas de ser una gran acompañante en nuestros platos tanto por trasmitirnos alegría, como por la gran  variedad que podemos encontrar con sus numerosas texturas y sabores.

Existe una gran variedad aunque siempre hay que asegurarse que son totalmente naturales, algunos de estos manjares son:

El Pensamiento Dream, Viola Star, Begonia red Sugar, Caléndula Power, Clavel Freedom, Antirrino Kiss, Pétalos de Taget Sun, Pétalos de Rosa Badior, Flor de Borraja, Petunia Queen, Flor eléctrica, Flor de Cebollino,flor de lavanda, flor de albahaca, las amapolas, claveles, azahares crisantemos, malvas, pensamientos, jazmín, gladiolos, salvia o violetas, etc.

Hay que tener especial cuidado con las flores toxicas como:

Adelfa, Azafrán de otoño (Colchicum), Azalea, Dicentra, Hiedra inglesa (Hedera helix), Flor del tabaco (Nicotiana), Dedalera (Digitalis), Dicentra, Glisina, Iris, Lantana, Lirio o azucena del Valle (Convallaria majalis),Aconitum, Adelfa (Nerium).