Belleza

Las cremas de noche. Deja que la noche te embellezca

crema de nocheEn la cosmética, la noche no es igual al día. Por ello existen las cremas de uso nocturno: nutritivas, antiarrugas o regeneradoras, con fórmulas especiales para que el descanso se aproveche mejor.

No es majadería ni capricho. En la cosmética, como también está claro en la dermatología, la noche no es igual al día. Cremas de día y cremas de noche no se han inventado para acumular productos en las vitrinas ni para obtener el doble de ganancias. La cuestión es que de noche nuestro metabolismo funciona de manera distinta y requiere, por tanto, un tratamiento diferente. No porque los productos cosméticos hechos para el día le dañen, sino porque existen formulaciones que son mejor aprovechadas cuando el cuerpo descansa.

La mayoría de las mujeres usa la misma crema de día para la noche, desperdiciando gran parte de las horas de sueño para hidratar o reparar el rostro. Durante el descanso, el metabolismo celular disminuye (baja la frecuencia cardíaca, respiratoria y la reproducción celular, entre otras funciones). Es decir, la capacidad de absorber los principios activos es mucho más lenta.

Es por eso que si en la noche se aplica una crema de día, que libera rápidamente los principios activos, la piel sólo podrá absorber una parte mínima de la fórmula, ya que está adecuada al metabolismo más rápido de las horas de actividad. En cambio, si se usa una emulsión más espesa, especial para la noche, los principios activos (vitaminas, coenzimas, etcétera) permanecen más en contacto con la piel, permitiendo que se asimilen a un ritmo acorde con el metabolismo del descanso. Por ello es más productiva la crema de noche durante la noche.

Es muy importante limpiar el rostro antes de aplicar la crema con que se dormirá. El 70 por ciento de las mujeres sólo lava su cara con agua y jabón en la ducha matinal y olvida que acostarse con una piel limpia la mantiene sana y joven por más tiempo.

La gran mayoría se rinde ante el cansancio y escasamente se aplica la misma crema hidratante que usa de día. Tremendo error, porque cualquier producto que se coloque sobre una piel sucia pierde casi el 50 por ciento de su efectividad. Los poros están tapados con suciedad y maquillaje, y no dejan penetrar los principios activos de cualquier producto hidratante, nutritivo o antiarrugas.