Belleza

La risa como tratamiento de belleza y salud

risa buena para la bellezaCuando la risa surge espontánea, el cerebro libera neurotransmisores asociados al placer, se fortalece el sistema inmunológico y se liberan endorfinas. Eso, sin contar que contribuye a la belleza, porque se ejercitan los músculos, evitando la flaccidez facial.

Dicen que la risa es sinónimo de sanación, que no hay nada mejor que una espontánea carcajada para mover los músculos de la cara y, de paso, olvidar cualquier dificultad.

Los expertos en buen humor aseguran que la risa es una buena terapia, mejor que tomar cualquier medicamento: por cada carcajada, el cerebro libera catecolaminas, neurotransmisores asociados al placer y la felicidad; se fortalece el sistema inmunológico; se liberan endorfinas, analgésicos naturales que disminuyen el dolor; ayuda a combatir el estrés, porque se relajan los músculos y sirve de ejercicio físico al aumentar la actividad del diafragma, tórax y pulmones. La risa estimula el sistema linfático, circulatorio, muscular, hace transpirar y sube el ánimo. Eso provoca una autoestima más alta, tranquilidad, relajación, tolerancia al dolor y esperanza y, como si fuera poco, contribuye a la belleza.

Desde hace un tiempo, se sabe que los grandes cosmetólogos del mundo están en una campaña para que rían más las mujeres. Antes se pensaba que la que reía mucho se arrugaba, pero se ha descubierto que si no se ríen, no se ejercitan los músculos de la cara y empieza la flaccidez hasta que se cae la cara con el paso de los años.

Por tanto asistir a una taller o curso de risoterapia no solo puede mejorar nuestro estado de ánimo, también puede mejorar nuestra salud y apariencia.