Enfermedades

La enfermedad de la gripe: qué es, estacionalidad y vacuna

Compartir:

vacuna de la gripeLa gripe es una enfermedad infecciosa y muy contagiosa causada por un virus que afecta a las vías respiratorias. Conocida la afección desde los días de Hipócrates, ha hecho múltiples apariciones. Se han señalado éstas en el curso de la Edad Media y aún más desde el siglo XVI. Hoy en día supone uno de los mayores problemas de salud pública en el mundo, siendo la primera causa de bajas laborales que ocasiona un alto gasto en recursos sanitarios.

La fuente de la infección está constituida por las personas enfermas. La transmisión se produce fundamentalmente por vía aérea mediante gotitas que son originadas
al hablar, toser o estornudar por la persona enferma y que alcanzan a una persona
sana susceptible de padecerla. El virus entra en la nariz, garganta o pulmones de una persona y comienza a multiplicarse causando los síntomas de la gripe. También puede transmitirse, con mucha menos frecuencia, por contacto directo entre personas.

La gripe se distingue de las demás infecciones por la rapidez e intensidad de su difusión, que no perdona sexo, edad ni situación social. Los primeros síntomas aparecen al cabo de 1-4 días de tener al virus en nuestro organismo. Los más frecuentes son el malestar general, fiebre, somnolencia, tos, estornudos, taponamiento nasal, dolor de cabeza, dolores abdominales y articulares…

El curso y terminación de la gripe no obedecen a una regla general. Cuando la enfermedad transcurre sin complicaciones, evoluciona en pocos días. Muchos ataques son de tal  enignidad que pasan inadvertidos. De forma general, el único tratamiento posible es el dirigido a reducir los síntomas: descansar, beber abundantes líquidos, evitar el consumo de alcohol o tabaco, tomar medicación que mejore los síntomas de la gripe y la reincorporación
gradual a la actividad normal una vez resueltos los síntomas.

La Vacuna de la gripe

Para prevenir la enfermedad se recomienda a las personas con mayor riesgo de  omplicaciones la administración de una vacuna intramuscular. La fecha de comienzo de la campaña vacunal viene determinada por la época en que habitualmente comienza a circular el virus, es decir, en los meses de octubre-noviembre. En España, en todas las Comunidades Autónomas las campañas de vacunación se inician entre el final de septiembre y el principio  de octubre.

La vacuna comienza a hacer efecto aproximadamente a las dos semanas de su aplicación,  por lo que conviene no demorarse en la vacunación. El Ministerio de Sanidad recomienda la vacunación para los llamados «grupos de riesgo», entre los que se incluyen los mayores de 65 años, adultos o niños con problemas pulmonares o cardiacos, residentes en asilos, residentes de cualquier institución que convivan con personas con problemas crónicos de salud, personas tratadas durante el año de fibrosis quística, problemas de riñón, anemia, asma severo, enfermedades crónicas como la diabetes, personas inmunodeprimidas  (quimioterapia, VIH +), niños y adolescentes tratados con aspirina durante un largo periodo.

La vacuna de la gripe también se recomienda a colectivos que atienden a personas de alto riesgo: sanitarios de hospitales, clínicas o domiciliarios y personas que atienden necesidades familiares de alto riesgo en sus casas. Las personas incluidas en dichos grupos de riesgo son vacunados de forma gratuita en los centros de salud, por lo que deben acudir y consultar con su médico. Además, serán vacunados en sus domicilios aquellos pacientes de riesgo que no puedan acudir a su centro. Se administra también la vacuna en las residencias de ancianos y en aquellos servicios sanitarios que traten a pacientes de riesgo.