Compartir

jamón EspañaEl jamón es, sin lugar a dudas, uno de los platos estrellas de nuestra gastronomía y también uno de los más reconocido fuera de nuestras fronteras. Un buen corte es lo único necesario para disfrutar de él.

Un plato de buen jamón bien cortado es uno de los mejores placeres de una buena pesa. En la actualidad, en España, están acogidos a denominación de origen (D.O.) los siguientes:

  • Jamón de Teruel. Al corte, es de color rojo y su aspecto es brillante, con grasa parcialmente infiltrada en la masa muscular.
  • Guijuelo. Al corte, su color va del rosa al rojo púrpura. Tiene aspecto brillante con vetas de tejido adiposo y con grasa infiltrada en la masa muscular.
  • Dehesa de Extremadura. Al corte, su color va del rosa al rojo púrpura, con grasa infiltrada en la masa muscular.
  • Jamón de Huelva. Al corte el color va del rosa al rojo púrpura, brillante y con vetas de tejido adiposo y con grasa infiltrada en la masa muscular.
  • La Cecina de León (D. Específica) y la Sobrasada de Mallorca (D.O.) son dos exquisiteces que también debemos incluir en nuestra lista de productos.

Por otro lado, además de numerosos y excelentes embutidos, como el lomo, el chorizo o el salchichón, que se elaboran en numerosos puntos de nuestra geografía, existen una serie de fiambres de alta calidad que se venden en tiendas especializadas.

Pulardas, cochinillo, perdices, faisanes…, todos ellos deshuesados y rellenos, son de excelente calidad y que se deben presentar cortados en lonchas y acompañados del clásico huevo hilado o bien de mermelada de dos clases: la de manzana, que es imprescindible, y otra de frutos rojos, de melocotón o de albaricoque.

Es importante recordar que estos fiambres son de consumo minoritario y se comercializan en dos o tres firmas comerciales nada más, o en tiendas en las que los mismos charcuteros las elaboran artesanalmente. Su precio es alto, pero su calidad también.

La forma de cortar el jamón es fundamental

Se debe disponer de un jamonero para sujetar bien el pernil y, por supuesto, un cuchillo de hoja larga, estrecha y muy bien afilada.

Las lonchitas deben ser muy finas y no excesivamente largas. No es fácil cortar bien el jamón en casa, requiere práctica y paciencia.

Si ofreces jamón, que sea de buena calidad y que esté perfectamente cortado; si no, mejor no lo hagas. Para acompañarlo, sirve un vino tinto. Aunque sólo se han citado jamones con denominación de origen, hay otros de gran calidad y que están fuera de la D.O. Lo mismo pasa con los quesos.