Compartir

intoxicación niñosLos niños pueden enfermarse seriamente si están en contacto con medicamentos, pesticidas, químicos, cosméticos o plantas. Esto puede suceder a cualquier edad y tener consecuencias severas. De todas formas si lo tratan inmediatamente, en general no quedan con secuelas permanentes.

Prevención de las introxicaciones

La forma más frecuente que los niños se intoxiquen en sus casas es ingiriendo:

  • Drogas y medicamentos (en los menores de 5 años, las drogas con hierro es la causa más frecuente)
  • Productos de limpieza
  • Plantas
  • Cosméticos
  • Pesticidas
  • Pinturas y disolventes

La mayoría de las intoxicaciones ocurren cuando los padres no están prestando la debida atención. Puede ser porque esté enferma o estresada, o simplemente preparando la cena.

Además a los niños les gusta llevarse cosas a la boca. Es la forma natural que tienen para aprender del mundo que los rodea. También copian a los adultos, sin saber que es lo que están haciendo, por esto no debe tomar ninguna medicación enfrente de ellos.

La mejor forma de prevenir las intoxicaciones es guardando las sustancias tóxicas donde los niños no puedan alcanzarlas. Debe cuidar más a su hijo en lugares que no son seguros para ellos, como otras casas, que no están preparadas para prevenir este tipo de accidentes.

Le recomendamos:

  • Guarde las drogas, los medicamentos, productos de limpieza, cosméticos guardados, donde los niños no puedan alcanzarlos.
  • Utilice pestillos en los cajones que contengan objetos que puedan ser peligrosos para su hijo.
  • Deje el número de teléfono del centro de intoxicaciones, o cualquier otro centro de emergencias, cerca de todos los teléfonos que tenga en su casa, y asegúrese que la persona encargada de cuidar a su hijo sepa cómo utilizarlos.
  • Verifique que la medicación que le está dando a su hijo esté en el recipiente correcto, además de las dosis que le administra.
  • Para prevenir una intoxicación por gas, asegúrese de no arrancar el coche en un garaje cerrado, que las estufas a leña, kerosene o carbón funcionen adecuadamente. Si huele a gas, apague la estufa o el gas de la cocina, salga de su casa y llame a la compañía de gas.

Tratamiento de las intoxicaciones en niños

Si su hijo ingirió el tóxico…

Si usted encuentra a su hijo con un recipiente de alguna sustancia tóxica, abierto o vacío, es muy probable que su hijo se haya intoxicado. Usted debe calmarse y actuar lo más rápidamente posible.

Primero, sáquele el tóxico a su hijo. Si le quedó algo en su boca, intente hacérselo escupir, sino sáqueselo usted con sus dedos. Es importante que guarde el tóxico, para saber que fue lo que se tragó.

Luego, busque en su hijo signos de:

  • Dolor de garganta
  • Dificultad respiratoria
  • Cambios en el comportamiento, como, irritabilidad, excitación o sueño
  • Nauseas y vómitos
  • Calambres en el estómago sin fiebre
  • Quemaduras en labios o boca
  • Babeo o feo olor en el aliento
  • Manchas inusuales en la ropa de su hijo
  • Convulsiones o inconsciencia (solo en casos severos)

Si su hijo presenta alguno de estos síntomas, pida ayuda inmediatamente y lleve con usted el tóxico. Bajo ningún concepto haga vomitar a su hijo, ya que esto puede ser perjudicial.

Si su hijo no tiene ninguno de estos síntomas, igualmente debe llamar a su pediatra o algún centro de emergencias, ellos le pedirán la siguiente información:

  • Su nombre y número de teléfono
  • El nombre, edad y peso de su hijo
  • Patología de base que su hijo pueda padecer
  • Medicación que su hijo pueda estar tomando
  • El nombre del tóxico que ingirió, trate de leérselo o deletreárselo
  • Los ingredientes de la sustancia que su hijo ingirió, si están especificados en el recipiente. Si lo que ingirió es un medicamento, lea todo lo que dice en el recipiente, hasta el nombre de la droga. Si el nombre no está, deberá darle el nombre y el número de teléfono de la farmacia, y la fecha de la prescripción médica
  • Cómo es el comprimido y si tiene números impresos. Si lo que ingirió es una planta, trate de describirla lo mejor que pueda.
  • A qué hora supone que se intoxicó, y qué cantidad supone que ingirió

Si el tóxico es muy peligroso, o su hijo es muy pequeño, puede ser que le digan que lo haga vomitar y que lo lleve al hospital. De lo contrario le darán instrucciones para seguir en su casa.

Intoxicación a través de la piel

Si su hijo se derrama un químico peligroso sobre el cuerpo, quítele la ropa y lave la piel con agua tibia. Si tiene signos de quemaduras, siga pasándole agua durante al menos 20 minutos, aunque su hijo se queje. Luego, llame al centro de intoxicaciones. No utilice ungüentos ni aceites.

Intoxicación sobre el ojo

En estos casos debe enjuagar el ojo de su hijo con agua tibia en el ángulo interno del ojo, manteniendo el párpado abierto. Le va a ser más fácil si otro adulto lo ayuda, ya que en general se van a resistir a esto. Si esto no es posible, envuélvalo en una toalla y sujételo debajo del brazo, de esta manera usted tendrá una mano libre para mantener abierto el ojo y la otra para echarle el agua. Continúe haciendo esto durante 15 minutos y luego llame al centro de intoxicaciones para indicarle como debe proseguir. No debe utilizar ningún líquido para lavar los ojos, gotas, o ungüentos si el centro de intoxicaciones o su pediatra no se lo indicaron.

Intoxicación por gases

En su casa los gases tóxicos pueden salir de:

  • Un coche en funcionamiento dentro de un garaje cerrado
  • Pérdida en la llave de paso de gas
  • Estufa a leña, kerosene o carbón que no funcione correctamente.

Si su hijo se encuentra expuesto a humo o gases, llévelo inmediatamente al aire libre. De estar respirando normalmente llame al centro de intoxicaciones. De lo contrario, si no respira, inicie RCP (resusitación cardiopulmonar) y continúe hasta que su hijo respire, o bien que alguien más siga en su lugar. Luego llame al centro de emergencias.

Esté preparado!

Debe dejar el número de un centro de emergencias, centro de intoxicaciones y de su pediatra, al lado de cada teléfono en su casa ya que siempre tiene que estar preparado para este tipo de accidentes.