infección de prostataLa próstata es un grupo de glándulas, en forma de rosca, que se halla justo abajo de la vejiga, a medio camino entre el recto y la base del pene. La próstata rodea la uretra, que es el tubito que lleva la orina desde la vejiga hasta la punta del pene. La próstata es del tamaño de una nuez y produce la mayor parte del líquido del semen.

Los tres problemas más comunes de la próstata son infección de próstata (prostatitis), agrandamiento y cáncer de próstata.

Infección de la próstata (prostatitis)

Hay dos tipos de prostatitis: aguda y crónica. Las infecciones agudas se presentan de repente con algunos o todos los síntomas siguientes:

  • Fiebre y escalofríos.
  • Dolor y ardor al orinar y al eyacular.
  • Ganas fuertes y frecuentes de orinar, aunque sólo pueda orinar un poquito.
  • Dolor en la espalda (a la altura de la cintura o la barriga).
  • Sangre en la orina (a veces).

Las señas de la prostatitis crónica generalmente son más leves que las de la prostatitis aguda. Por lo general, no hay fiebre ni escalofríos. Ambos tipos de prostatitis pueden presentarse junto con una infección de las vías urinarias.

Algunas veces, los hombres tienen síntomas urinarios dolorosos sin tener una infección de próstata. Esta condición puede llamarse prostatodinia y a menudo se debe a tensión y ansiedad.

La prostatitis generalmente se alivia con tratamiento en casa y antibióticos. Si la infección vuelve, quizás necesite usted tomar antibióticos a largo plazo.

Prevención de infección de próstata

Tome más líquidos, de ocho a 12 vasos al día. Cuando empiece a orinar más seguido que de costumbre, sabrá que está tomando suficientes líquidos. Esto le limpiará las vías urinarias.

Evite las bebidas con alcohol y cafeína. La cafeína puede producirle ganas fuertes y frecuentes de orinar. Recuerde que algunos refrescos (bebidas carbonadas) contienen cafeína, al igual que el café y el té.

Trate de no estar muy tenso o nervioso. La prostatodinia tiene que ver directamente con la tensión y ansiedad de la persona.

Tratamiento en casa

  • Tome tanta agua como pueda.
  • No tome nada de alcohol ni cafeína.
  • Las duchas y los baños calientes calman el dolor y también son buenos para relajarse.
  • La aspirina o el ibuprofeno pueden ayudar a calmarle los dolores y fiebre que pueden resultar en infección.

Cuándo acudir a su médico

  • Si las molestias para orinar le dan junto con fiebre, escalofríos, vómito o dolor en la espalda o la barriga.
  • Si la orina es roja o rosada, sin que se deba a algo que haya comido o tomado. Debe acudir a su médico sin falta, si tiene sangre en la orina.
  • Si las molestias no se le quitan en cinco días, a pesar del tratamiento en casa.
  • Si los síntomas cambian o empeoran de repente.
  • Si tiene dolor al orinar y al eyacular, o si le sale un desecho del pene.