Enfermedades

Incontinencia Urinaria: Tratamiento y Raíz del Problema

Compartir:

incontinencia urinaria¿Le ocurre que pierde orina al reír, toser o realizar un esfuerzo físico? Entonces usted forma parte de ese 15% de mujeres que sufren algún grado de incontinencia urinaria. No se avergüence ni desespere.

La incontinencia urinaria es definida como la pérdida involuntaria de orina. Las estadísticas señalan que entre un 15% y un 20% de las mujeres que han tenido hijos la desarrollan, debido a lesiones postparto en la vía urinaria. Dicha cifra se eleva considerablemente en personas de la tercera edad, llegando a un dramático 70% cuando es gente que vive en instituciones o que presenta problemas de autovalencia.

En el caso de los hombres en general, es decir, sin segmentación etárea, la afección es poco frecuente y sólo la desarrollan quienes han sufrido algún tipo de daño neurológico, o presentan una acción quirúrgica previa, por ejemplo, debido a un cáncer de próstata.

Existen diversos grados de incontinencia urinaria, dependiendo de sus causas. Hay una de carácter leve que se desata con la menopausia. Para contrarrestarla, muchos médicos realizan una terapia hormonal, pues generalmente tiene su raíz en la falta de estrógenos. Incluso, a veces es posible corregir la incontinencia de esfuerzo con algunos ejercicios kinesiológicos. En otras oportunidades se debe a infecciones y entonces la receta es de antibióticos.

Pero también la incontinencia puede deberse a cálculos, úlcera o pólipos, y para descartarlos los médicos recurren a una cistoscopía.

Dentro de los estudios por pérdidad de orina, suele practicarse además una serie de análisis urodinámicos que revelan el funcionamiento y la presión de la vejiga y la uretra, así como eventuales problemas de esfínter. El objetivo es clarificar la real necesidad de practicar una intervención quirúrgica específica.

La intervención que demanda el tipo de las lesiones del piso pélvico debe ser abordada en su totalidad, porque no se trata de resolver meramente el síntoma de la incontinencia, sino que es necesario realizar el equivalente a una reparación plástica, en lo anatómico y lo funcional.

Diversos estudios han establecido que el mecanismo de la continencia depende de dos factores: por un lado, la función adecuada de la pared vesical, es decir, cómo se contrae la vejiga para vaciarse, cómo se relaja para contener la orina; y la presión del cierre uretral. Pero un concepto reciente suma elementos relacionados con los órganos, soportes y vasos sanguíneos del piso pélvico.

Existe un tejido delgado pero muy firme que se denomina fascia endopélvica y es la estructura que juega un rol de hamaca, o soporte de la uretra y del piso de la vejiga. La estabilidad de esta hamaca depende de la unión permanente a los músculos, lo cual redunda en la continencia. Cuando hay daño en esta zona, hoy es posible reemplazar dicha hamaca por un dispositivo de prolén, un material dúctil, pero firme, a través de una operación mínimamente invasiva.

Malla de prolén o cinta T.V.T. (Tension Free Vaginal Tape) un eficaz tratamiento para la incontinencia urinaria

Se trata de una intervención ambulatoria que permite solucionar el problema en un 90% de los casos, con una incisión de un centímetro y con la posibilidad de testear su resultado en el momento. Todo el proceso no demora más de media hora.

Vía vaginal, se pone una malla bajo la uretra, en el tercio medio, donde, desde el punto de vista urodinámico, existe la mayor presión. Pero no queda fija, sino que se la deja flotar entre los tejidos. Un extremo de esta cinta sale por el bajo abdomen, con el fin de regular su posición mientras se le pide a la paciente, anestesiada epiduralmente, que tosa y puje. Cuando ya no pierde orina, se corta el extremo que salió al exterior, quedando el resto de la malla cumpliendo el rol de válvula para la uretra y cuna para los músculos y órganos de la zona.

Las características biomecánicas de esta malla, con enorme elasticidad y capacidad de tensión, a la vez, hacen que no tenga rechazo. El cuerpo no lo interpreta como algo extraño. De hecho, la experiencia y las publicaciones al respecto así lo reflejan.