Compartir

decorar sin dineroLa creatividad y la imaginación, y, por supuesto, tu buen gusto, son los aliados. Puedes decorar tu hogar, cambiarle la cara sin necesidad de gastar mucho dinero. Tan sólo con pintar una pared, modernizar cortinas y textiles o cambiar algún mueble, puede ser suficiente.

Pero a veces la reforma es más completa, tendrás diversidad de posibilidades, no te precipites y dedica tiempo a buscar. Encontrarás lo que quieras. A todos nos gusta el lujo pero en estos tiempos que corren muchos no se lo pueden permitir. Para decorar tu casa sin gastarte mucho existen lugares que venden muebles usados o los de punta de stock, con una pequeña tara, mucho más económicos y perfectamente válidos para una decoración con estilo.

Es Importante saber perfectamente qué necesitas hacer, habrá cosas que sean prioritarias pero otras puedan esperar a que lleguen tiempos mejores. No seas impulsivo y visita todas las tiendas necesarias hasta que encuentres lo que buscas.

Aprovecha lo que tienes, ahorrarás mucho. Por ejemplo, algo tan sencillo como cambiar la pantalla de una lámpara es económico y el resultado es increíble.

Cambia la distribución de los muebles, tira los que no te sirvan y coloca sólo los necesarios. No recargues el ambiente, te cansarás rápido, por no hablar de lo incómodo que te puede resultar vivir en un espacio lleno de cosas.

La clave es, entonces, invertir en detalles. Si empezamos por las paredes puedes pintar una de ellas de un color diferente, más fuerte. Impregnarás de personalidad la estancia y le darás profundidad. Utiliza la misma gama de color para el resto de los elementos de decoración. Colores más osados para los detalles y para los muebles los más neutros, te será más fáciles combinarlos.

Como cambiar el suelo es muy costoso, la solución mejor y más económica es colocar una alfombra que destaque, además, te aportará una atmósfera más acogedora. Si, además, en una misma estancia tienes dos ambientes, manteniendo la tonalidad coloca dos, delimitarás los espacios. Posiblemente sea uno de los elementos con el que más notemos el cambio. Por supuesto una bonita planta le da vida a cualquier lugar, ten en cuenta que sea de interior y entérate de la cantidad de luz que necesita.

En la cocina, si el presupuesto es pequeño, un pequeño gran cambio, es reemplazar las viejas manijas o tiradores por unos nuevos, encontrarás en el mercado una amplia oferta. También puedes cambiar de sitio algunas cosas y colocar algún cuadro. Puedes colocar vinilos en los electrodomésticos, llenarás de vida y de luz tu antigua cocina. En el baño, recicla toallas y accesorios.

Cortinas, espejos, percheros… aportarán un aire nuevo. No es necesario que sean de primerísima calidad para ayudarte a cambiar el look de tu casa. Sofás, camas muebles accesorios sí deben ser buenos por la funcionalidad de los mismos.

La tendencia vintage es perfecta para ahorrar en decoración ya que se ha puesto de moda los muebles de los 50, 60 y 70. Rebusca en el baúl de los abuelos, siempre encontrarás algo para decorar sin gastar dinero.