peces que se comen la pielSeguramente ya muchos de vosotros hayáis visto en algún lugar a una persona con sus pies introducidos en un acuario y rodeados de pequeños peces o al menos una foto en algún folleto de spa. Este tratamiento de belleza se llama ictioterapia, y se basa en la utilización de un pequeño pez conocido como chinchin yu o garra rufa, que se alimenta de células muertas de piel.

Este pequeño pez tiene su origen en ríos de Turquía, Siria o Pakistán y vive en aguas de temperaturas relativamente altas, unos 40 grados, y no tiene dientes, por lo que la piel no es mordida sino succionada. Es un método de belleza muy extendido en Asia, hasta el punto de que mucha gente cree que tiene su origen en China o Japón.

La ictioterapia es un tratamiento que no solo nos aporta limpieza y suavidad en la piel, también nos puede ayudar a cicatrizar heridas y puede resultar especialmente beneficioso para personas con psoriasis. Este tipo de peeling no se queda aquí, muchos de sus usuarios comentan que la acción de los peces produce un efecto relajante y masajeador bastante agradable.