Compartir

hipnosis para adelgazarLa hipnosis puede ayudarle a perder peso cuando esta forma parte de un plan donde se incluya una dieta y ejercicio. Permite conseguir una bajada progresiva de peso sin realizar grandes cambios en el estilo de vida.

Bajar de peso es una tarea dura, un viaje largo y difícil. Son muchas las personas que han recurrido a toda clase de dietas para adelgazar y las han abandonado al no ver los resultados que esperaban con la velocidad que esperaban. Han terminado cediendo al estrés, a la baja autoestima o el aburrimiento. La hipnosis puede ayudarnos a mejorar estos sentimientos que han acabado con anteriores intentos de adelgazar.

¿Cómo funciona el usar la mente para perder peso?

Con la hipnosis entramos en un estado de concentración, similar a un trance. Con la ayuda de un terapeuta especializado (ojo con esto pues existen muchas estafas en este sentido y son realmente pocos los que están capacitados para ello) conseguiremos fijar ciertas “imágenes” en nuestro subconsciente, en un momento en el que somos más propensos para ello, pudiendo ser algunas de estas “imágenes” las que influyan en un cambio de comportamiento que nos ayude a perder peso y adelgazar.

Por ejemplo con la hipnosis podemos empezar a valorar el sabor que tienen las zanahorias por si solas sin necesidad de que vayan en un pastel para que el sabor sea de nuestro agrado, ayudarnos a desarrollar una nueva relación positiva respecto al ejercicio físico o evitar que sigamos comiendo cuando ya estamos saciados.

Con el tiempo la hipnosis para perder peso le ayudara a reemplazar hábitos negativos y patrones de alimentación sugeridos por el hipnoterapeuta. Desde luego no se consiguen resultados con una única sesión y los resultados se ven antes en algunos pacientes que en otros.

¿Este tipo de hipnosis está avalada científicamente?

Si bien existen poco estudios que hayan analizado el efecto de la hipnosis para adelgazar es bien cierto que en todos ellos se encuentra una correlación positiva, es decir, no hay evidencia negativa de que este tipo de terapias no ayuden en mayor o menor medida. Esto no quiere decir que podamos confiar únicamente en la hipnosis para vernos más delgadas, esta puede formar parte de un conjunto especialmente en los casos donde la fuerza de voluntad se quiebra fácilmente.