Compartir

hijo tímidoNo todos los niños son iguales. Un niño tímido requiere de una ayuda sutil ¡no de un empujón!, que le permita socializar.

Todos sabemos que cada niño es diferente. Al observarlos en cualquier tipo de interacción social unos son parlanchines y se desenvuelven perfectamente, mientras otros son más callados y reservados.

Es posible que hayamos vivido en más de una ocasión con nuestro hijo de 3-4 años alguna situación en la que se ha escondido detrás nuestro o se ha tapado la cara con las manos. Es posible también que en tal circunstancia hayamos reaccionado diciéndole “¡Saluda la señora!”… y él ha seguido oculto.

Y es que cuando nuestro hijo actúe con timidez o retraimiento, lo mejor que podemos hacer es no hacer caso, como si nada… no obligarle a saludar, no insistir, no forzarle. Los padres podemos ayudar a que el niño vaya venciendo poco a poco esta timidez e incentivar el desarrollo de nuevas conductas de relación social sin forzarle, con delicadeza…

Qué hacer frente a la timidez del niño

  • Llevarlo al parque para que se relacione y juegue con otros niños.
  • Evitar contestar por él cuando le hagan preguntas, dejar que se exprese libremente.
  • No castigarle, reprocharle o criticarle por su timidez.
  • No compararlo con otros niños.
  • Hacer actividades en grupo con otros padres y sus hijos.
  • Aceptarlo tal y como es.
  • No sobreprotegerle; no le ayuda, todo lo contrario.
  • Motivarlo a hablar en público, cantar, disfrazarse… sin que sea una imposición, que ellos tengan ganas de hacerlo.