Compartir

hábitos embarazoExiste el hecho, no constatado científicamente, de que se producen dos tipos de hábitos en la mujer embarazada. Se relacionan con la Alimentación-Pulsión, un concepto que se ha extendido en los últimos años:

  • El primero produce la eliminación de la alimentación de productos como la carne roja, hígado o leche (los más esenciales por otra parte).
  • El segundo provoca que la mujer no controle su repugnancia por el alcohol o el café; o se sienta atraída por dulces o alimentos salados, agrios o picantes (pepinillos, por ejemplo).

Afortunadamente las aversiones y gustos suelen terminar en el primer trimestre.

En esta página analizamos aquellos hábitos que tienen que ver con la alimentación.

Vómitos y náuseas

Inciden en una de cada dos embarazadas. Suele ocurrir por la mañana aunque a veces también a otras horas del día.

Recomendamos :

  • Coma más a menudo y menos cantidad: 6 comidas/día.
  • Prepare comidas simples, evitando salsas y cocciones.
  • No tome alimentos grasos Ni los ácidos.
  • Ni picantes, ni ajo ni cebolla.
  • Ni café ni alcohol.
  • Repose 15-20 minutos después de cada comida.
  • Tome alimentos más líquidos, purés, verduras y frutas.
  • Coma menos sólido pero más líquido.

Insomnio

El no poder conciliar el sueño o despertarse por la noche y no poder volver a dormirse es muy típico en el embarazo, y se debe a:

  • Problemas de espacio en el vientre materno.
  • Movimientos del feto.
  • Respiración acortada.
  • Calambres y dolores.
  • No encontrar posición cómoda.
  • Preocupaciones psicológicas por el parto, el niño, etc.

Recomendamos:

  • Tome cenas ligeras: fruta, verdura, caldos.
  • Un vaso de leche templada o una tisana.
  • Camine algo después de cenar.
  • Durante el día haga ejercicio, a última hora de la tarde camine con zapato deportivo como una hora.
  • Un baño caliente antes de acostarse le relajará.
  • No utilice somníferos sin prescripción de su especialista.

Tabaco

Se sabe que un cigarrillo/día en el embarazo hace que que el peso de su hijo al nacimiento se reduzca 9’2 gramos. En el caso del tabaquismo pasivo, 6’1 gramos.

Si deja de fumar en el embarazo, puede que aumente algo de peso (un 10%) debido al descenso de su gasto energético, que aumenta artificialmente la nicotina.

Es preferible ese aumento que puede controlar alimentariamente que trasmitir problemas al feto.

Café, té y colas

La cafeína, como otras sustancias estimulantes, se absorbe de forma inmediata y produce efectos negativos sobre el sistema nervioso y el aparato circulatorio. La barrera placentaria no impide el paso a la cafeína, por lo que ser cauto es la mejor medida en el embarazo. Se puede sustituir el café por café sin cafeína.

El té (la teína) tiene un efecto menor que la cafeína pero los taninos que tiene dificultan la absorción del hierro.

Es poco recomendable abusar de ambos productos por lo que se debe limitar su ingesta a un máximo de tres tomas al día.

Alcohol

Nada recomendable en el embarazo. Tomado de forma regular reduce nuestras reservas de vitamina B y de selenio y las transforma en azúcares y grasas.

El síndrome de alcoholismo fetal, inducido por la madre, se debe a la ingesta de alcohol por parte de ésta, con una alimentación además muy deficitaria:

  • El alcohol atraviesa la barrera de la placenta y produce déficit de folatos, magnesio y cinc.
  • Consecuencias: alteraciones del sistema nervioso, raquitismo y malformaciones congénitas.

En caso de que Vd. quiera tomar algo de alcohol, que sea vino, uno-dos vasos al día.

Comida rápida (fast food)

Este tipo de comida se caracteriza por tener mucha grasa y azúcares, y pocas vitaminas A y C.

Recomendamos:

  • Sustituya hamburguesas por ensaladas, sin salsas.
  • No tome postres de helado o pasteles (mejor un vaso de leche).
  • No tome bebidas con gas.
  • No aderece con salsa ketchup o mostaza.
  • Coma despacio.

Medicación

No debe tomar medicación alguna sin conocimiento de su especialista:

  • no sólo porque casi todos los medicamentos atraviesan la barrera placentaria,
  • sino porque además comprometen la asimilación de alimentos básicos en el desarrollo del feto.

Ardores y dolor de estómago

Suelen aparecer al final del embarazo y pueden deberse a la presión del feto en el interior del vientre. También a la acción de la progesterona; hormona que relaja las fibras musculares y modifica el tránsito intestinal.

Recomendamos:

  • No tome antiácidos, porque impiden la absorción de diversas sustancias esenciales para el niño.
  • Duerma algo incorporada para evitar reflujos de alimentos.
  • No se acueste inmediatamente después de comer o cenar, pasee un rato.
  • Coma lentamente y mastique bien los alimentos.
  • Tisanas, infusiones y leche le ayudarán.
  • Evite alimentos que fermenten: coles y guisantes.
  • Estudie qué alimentos le sientan peor y elimínelos.

Apetito incontrolado

Si siente ansiedad de comer entre horas, hágalo, pero coma alimentos que no le perjudiquen: algo de queso, fruta, yogurt, jamón cocido.

Evite los dulces bajo cualquiera de sus formas y sustitúyalos por las frutas.

Trate de distraerse entre horas, paseando, visitando tiendas, etc.

Estreñimiento y diarrea

Dependiendo de cada organismo puede ocurrir que, bien por el aumento de peso y espacio del útero, bien por la relajación de la musculatura intestinal o la falta de actividad física, aparezcan diarreas o estreñimiento.

Si padece estreñimiento le recomendamos:

  • Repasar si su consumo de alimentos con fibra es correcto.
  • Beba un vaso de agua o mejor un zumo de frutas.
  • Tome todos los días un tazón de muesli o cereales, algo de salvado en galletas y/o una fruta.
  • Acostumbre a su organismo a hacer de vientre todos los días preferiblemente por la mañana.
  • Tome ciruelas, higos o pasas por la noche.
  • Arroz, patata cocida con piel, frutas y verduras, todos los días.
  • Tome pan con salvado a ser posible.
  • Beba en abundancia.
  • No utilice medicamentos laxantes sin el consentimiento de su especialista.
  • Procure no hacer muchos esfuerzos defecando porque podría excitar las hemorroides y romperse.

Si padece diarrea le recomendamos:

  • Cocinar el arroz con agua ligeramente salada (beber el líquido de la cocción).
  • Puré de zanahorias.
  • Membrillo.
  • Manzana rallada o cruda.

Además de las posibles malas digestiones o de tomar algún alimento en mal estado, el miedo, la tensión, ante el parto pueden provocar alteraciones del ritmo intestinal. El riesgo fundamental de la diarrea es la deshidratación, por lo que debe beber líquido si está en dicha situación.

Hemorroides

En general el embarazo conlleva la presentación de hemorroides o inflamación de las venas alrededor del ano; en esta etapa, no es posible actuar sobre ellas.

Recomendamos:

  • Vigile en su alimentación, el aporte de fibra.
  • Frutas y verduras mejor que carnes.
  • No tome comidas con picante.
  • No tome excitantes, cola, café o té.
  • Relájese.
  • Camine con zapato deportivo todos los días una hora.
  • Coma poco pero a menudo.
  • Tome baños templados de asiento por las noches antes de acostarse.
  • No utilice laxantes.
  • Consulte al especialista antes de aplicarse una crema antihemorroidal.
  • No esté mucho tiempo sentada.

Calambres y dolores abdominales

Los calambres se suelen presentar por las noches y son debidos a:

  • Trastornos circulatorios.
  • Déficit vitamínicos.
  • Falta de minerales.

También se pueden presentar dolores abdominales o lumbares, en cinturón, o dolor en el bajo vientre. En estos casos el origen hay que buscarlo internamente por el agrandamiento del útero y los movimientos normales del feto.

El centro de gravedad del cuerpo está modificado como la posición de los órganos internos en el vientre materno. La relajación muscular se ve afectada por los cambios hormonales y esto también puede influir.

Recomendamos:

  • Tomar alimentos ricos en calcio, magnesio y vitamina B.
  • Llevar zapatos planos.
  • Reposar echada cada 2-3 horas.
  • Practicar masajes locales.

Edemas

Se producen por la acumulación de agua en poco tiempo (4 litros en pocos meses) y, sobre todo, incide en aquellas mujeres que tenían sobrepeso antes del embarazo.

Recomendamos:

  • No tomar diuréticos excepto por prescripción de su médico.
  • No restringir la sal a no ser por orden del médico.
  • Beba mucho agua (3 litros) bien agua corriente, zumos, tisanas o leche. Y si hace calor aumente la ingesta a 4 litros.
  • Mida en todo caso lo que bebe y lo que elimina.

IMPORTANTE: Todas las recomendaciones que aquí se hacen deben ser previamente consultadas con su especialista.