hábitos cuidado pielDesafortunadamente, los milagros no existen… por lo menos en la prolongación de la juventud o la conservación de la belleza. Los tratamientos y las cremas ayudan (y mucho), pero existen una serie de hábitos que si los ponemos en práctica, podrían ser la base de una piel radiante ¿No los conoces? Toma nota.

No sobre-exfolies tu rostro: Hacerlo una vez a la semana será más que suficiente para eliminar las células muertas. Exfoliar en exceso puede irritarte la piel.

No abuses del maquillaje: A veces nos empeñamos en camuflar las imperfecciones aplicando maquillaje en exceso. Es mejor aprender a usar corrector y luego aplicar el maquillaje en pequeñas cantidades. Un exceso provocará el temible “efecto máscara”.

Di adiós al tabaco y al alcohol: Estas dos cosas son una terrible bomba en nuestro organismo y se refleja en la piel. Así que, ¿por qué no le damos la bienvenida a formas de vida más saludables que nos harán estar guapas? Recuerda que beber litro y medio de agua al día hará que nuestra piel esté más flexible e hidratada.

Desmaquíllate siempre: Si te empleas a fondo en el maquillaje diario, hazlo también a la hora de irte a la cama. Desmaquillarse de forma correcta es fundamental para tener una piel sana.

Por último, no olvides limpiar las brochas por lo menos una vez a la semana. Y un último consejo, el más económico, fácil y con numerosas ventajas en nuestro organismo: sonríe muchoo. ¡Así de fácil! Cuanto más sonrías… ¡más radiante estarás!