Compartir

cuidar dientes de los niñosEl cuidado dental adecuado es un trabajo que debe continuarse a lo largo de toda la vida y que comienza incluso antes del surguimiento del primer diente de leche. Aunque el cepillado diario y el flúor son importantes, ellos solos no podrán prevenir las caries en los dientes de leche, la principal causa de pérdida dental en niños.

Las caries en los dientes de leche son difíciles de tratar; incluso si se abandonan a su natural evolución, pueden destruir el diente involucrado. También puede producir dolor, infecciones, caída precoz de dientes de leche, desviación de los dientes permanentes y aumento del riesgo de caída de los dientes permanentes. Si se consideran los problemas posteriores en los que pueden desembocar las caries de la primera dentición y el costo de su tratamiento, está claro que lo mejor será prevenirlas y cuidar los dientes de los niños.

¿Cómo se desarrollan las caries en los dientes de leche?

Las caries pueden desarrollarse si los dientes y las encías de su niño están en contacto prolongado con cualquier otro líquido que no sea agua. Esto sucede cuando usted acuesta a su bebé en la cama con un biberón que contenga alguna líquido, leche, jugos, agua con azúcar, bebidas azucaradas, etc. Permitiendo que su niño beba del biberón o se alimente con leche materna prolongando los horarios de comida, estará facilitando el desarrollo de caries en los dientes de leche.

Cuando el líquido del biberón se deposita en la boca del bebé, el azúcar agregada o naturalmente hallada en los fluidos es transformada en ácidos por la flora bacteriana normal de la boca. Estos ácidos comienzan a destruir el diente (comenzando por la parte superior), provocando su posterior caída. Estas caries pueden provocar severos daños en los dientes de leche de su bebé, e incluso afectar su dentición permanente.

¿Por qué son importantes los dientes de leche?

Muchos padres opinan que las caries en los dientes de leche no son importantes ya que de cualquier manera estos terminarán cayéndose. Pero las caries en los dientes de leche lo exponen a ciertos riesgos. Si su hijo o hija pierden sus dientes de leche tempranamente a causa de caries e infecciones, los dientes permanentes no estarán listos aún para reemplazarlos. El diente de leche actúa como una guía para el diente permanente. Si el diente de leche se pierde antes de tiempo, los dientes que quedan modificarán su posición para llenar el espacio vacío. De esta manera, no dejarán espacio libre para que el diente permanente ocupe su lugar.

¿Qué puedo hacer para prevenir las caries en los dientes de leche?

  • Nunca ponga a su niño en la cama con un biberón. A partir de los 7 u 8 meses de edad, los niños no requieren ser alimentados durante la noche. Por otro lado, los niños que beben de su biberón en posición acostada son más propensos a desarrollar infecciones del oído.
  • Solo administre el biberón en los horarios de comida. No utilice el biberón como un tranquilizante. No permita que su niño se pasee con su biberón o que extienda los tiempos de las comidas durante largos períodos. Esto no solo lo llevará a desarrollar caries, sino que estarán expuestos a sufrir lesiones si se caen mientras beben del biberón.
  • Enseñe a su hijo a beber de una taza o copa lo antes posible, en general al primer año de vida. Al beber de una taza impedimos que el líquido quede depositado alrededor del diente y el niño no podrá llevarse la taza a la cama. Si resulta muy incómodo para usted, especialmente durante viajes o fuera de casa, puede utilizar tazas con tapa y pico, válvulas o pajitas.
  • Si su hijo debe beber del biberón por largos períodos, llénela solamente con agua.

Mantener la boca de su bebé limpia es también una medida fundamental para prevenir las caries en los dientes de leche. Después de cada comida cepille generosamente las encías y cada diente utilizando un cepillo suave especial para bebés.

Comience a utilizar el cepillo de dientes suave y de tamaño adecuado para su bebé a partir de los 7 a 8 meses de edad.

Comience a utilizar pastas dentales con flúor cuando esté seguro de que su hijo no la tragará, por lo general a partir de los tres años de edad. Utilice poca cantidad de pasta para limitar la cantidad que su niño pueda tragar. Demasiado flúor puede ser perjudicial para un niño. A la edad de 2 años, su hijo deberá cepillarse los dientes dos veces al día: una después del desayuno y otra antes de ir a la cama.

¿Cómo detectar las caries tempranamente?

Las caries en los dientes de leche se muestran al principio como manchas blancas en la parte superior de los dientes del frente. Estas son difíciles de ver al principio sin los elementos adecuados. Un niño con caries debe ser atendido rápidamente para prevenir el deterioro dental.

Si usted cree que su hijo puede tener caries en sus dientes de leche, su pediatra podrá indicarle un odontólogo pediátrico, quien examinará detenidamente a su hijo buscando signos de caries dentales.

Con el cuidado dental en casa y el cuidado dental por el profesional, su niño podrá tener una dentadura saludable y una bella sonrisa durante toda su vida.