Compartir

gimnasia hipopresivaLa gimnasia hipopresiva surge en los años 80 como un método de recuperación de la zona abdominal después del parto, y bajo supervisión médica. Actualmente existen diferentes estudios que han demostrado que este tipo de gimnasia abdominal presenta muy buenos resultados tanto estéticos como para nuestra salud.

Este método se basa en diferentes ejercicios en los que a través de algunas posiciones se utiliza la presión interna del cuerpo, jugando con la respiración, sobre los músculos del suelo pélvico, los músculos abdominales y los músculos inferiores de la espalda.

La gimnasia hipopresiva tras el parto

El embazo y el parto producen importantes cambios en el cuerpo de la mujer. Habrá pérdida de tono muscular y en algunas ocasiones estos no cumplirán su papel como antes. La incontinencia, el dolor de espalda o la reducción de la sensación sexual son algunos de los efectos secundarios.

Estos impactos no son irreversibles, la reeducación del suelo pélvico le puede permitir recuperar la fuerza y el tono muscular.
La gimnasia hipopresiva le permite tonificar el suelo pélvico, recuperar la zona afectada y aplanar su estómago de una forma completamente sana.

Incluso si han pasado varios años tras el parto y sus músculos no han sufrido ninguna reeducación y está experimentando alguna de las consecuencias (incontinencia al toser o al hacer ejercicio) no es demasiado tarde para empezar con estos ejercicios.

Una vez ha fortalecido el suelo pélvico podrá empezar a tonificar las abdominales para recuperar un vientre plano.

La gimnasia hipopresiva durante el embarazo

Durante el embarazo también se puede realizar este tipo de gimnasia, sin embargo, debe ser contralada por personal especializado, ya que se deben controlar las respiraciones para que no afecte al bebé. Como preparación para el parto la gimnasia hipopresiva puede favorecer la intensidad de las contracciones uterinas, lo que conduce a una disminución del trabajo y el tiempo que dura el parto.

La mujer embarazada transforma la experiencia en un ejercicio donde hay mayor concentración en el ejercicio y menos atención al dolor.

Beneficios de la gimnasia hipopresiva

  • Disminuye los efectos del periodo post-parto.
  • Reduce la circunferencia de la cintura.
  • Mejora el tono muscular y la estabilización de las zonas lumbar y abdominal, evitando la presión sobre el intestino.
  • Ayuda con los problemas de incontinencia.
  • Aumenta la fuerza de contracción del perineo.
  • Mejora la vascularización y la circulación linfática (piernas hinchas y pesadas).
  • Mejora la función sexual.
  • Disminuye el dolor de las menstruaciones.

Contraindicaciones de este tipo de gimnasia

  • En casos de hipertensión debe realizarse bajo supervisión médica.
  • Durante el embarazo debe haber un control y solo se aconseja realizarlo durante tres semanas antes del parto y no más de tres sesiones a la semana.
  • En casos enfermedades inflamatoria intestinales también debe haber supervisión médica.