Compartir

dieta rica en fibraAunque las pruebas nunca han sido concluyentes, hasta ahora se ha pensado que una dieta con alto contenido en fibra protege del cáncer de colon. Sin embargo, varias investigaciones recientemente realizadas vienen a desmontar esta creencia.

La idea de que la fibra protege del cáncer de colon se desmoronó de pronto cuando tres estudios distintos a gran escala llegaron a la misma conclusión: que el consumo de fibra no tiene relación con la incidencia de cáncer de colon.

Ahora, en un estudio publicado en The Lancet, los investigadores añaden una nueva evidencia a la lista: que los pólipos precancerosos tienen más probabilidades de repetirse si los pacientes toman un tipo concreto de suplemento de fibra.

En busca de la dieta mágica

En general, los expertos aconsejan dietas con poca grasa y mucha fibra, ricas en frutas, verduras y cereales porque se ha demostrado que ese tipo de alimentación reduce el riesgo de enfermedad cardíaca, tensión alta, diabetes y algunos tipos de cáncer.

‘Sabemos también que hay algo específico en la dieta que tiene que ver con el cáncer intestinal, pero no hemos llegado a descubrir aún de qué se trata’, confiesan los investigadores. ‘Las causas concretas del cáncer de colon están muy lejos de comprenderse aún’.

En realidad, los científicos pueden tardar aún muchos años en establecer qué ingredientes específicos de la dieta hacen qué cosa determinada en el organismo.

La fibra es especialmente complicada, porque hay distintos tipos de fibra y todos pueden actuar de forma diferente. Ahora, a la luz de las nuevas investigaciones y conclusiones, las asociaciones internacionales del cáncer ya están revisando sus recomendaciones de fibra para el cáncer de colon.

Estudios reveladores

Al contrario que en los estudios precedentes, el estudio publicado en The Lancet (realizado en la Universidad de Bourgogne, en Francia) no se refiere a dietas con alto contenido en fibra, sino a suplementos de un tipo de fibra concreto, la cáscara de ispagula, un compuesto similar al psillium (cereal nativo de la India que forma parte hoy de muchos laxantes y suplementos de fibra).

Realizado con 552 ciudadanos europeos que previamente habían tenido pólipos precancerosos en el intestino, el estudio reveló que el 29 por ciento de los que tomaban el suplemento desarrollaron al menos un nuevo tumor en los tres años siguientes, frente al 20 por ciento de los que tomaron un placebo (una substancia inocua con el mismo aspecto que el suplemento).

‘Si consideramos este estudio en conjunto con los otros recientemente publicados, la posibilidad de que la fibra tenga un papel protector parece aún menos probable que antes’, aclaran los expertos. De todos modos, los especialistas esperan con avidez los resultados de nuevos estudios en curso que, por lo que se dice, prometen dar resultados aún más sólidos.

Por qué se pensaba que la fibra prevenía el cáncer

La obsesión por la fibra comenzó cuando los científicos observaron que las poblaciones occidentales tenían mayor incidencia de cánceres de colon que las poblaciones rurales de África. Los investigadores se fijaron especialmente en el mayor consumo de fibra por parte de los africanos y atribuyeron su menor riesgo a esa circunstancia. La idea tiene su lógica, ya que la fibra hace que las deposiciones aumenten de volumen y, quizá, consiguen diluir ciertas substancias cancerígenas. También hace que esas susbtancias transiten más rápidamente por el sistema digestivo.

Por otra parte, se sabía que estas personas veían aumentar su riesgo de contraer cáncer de colon cuando se trasladaban a lugares con mayor incidencia y adoptaban los hábitos de alimentación de dichos lugares. Los científicos consideraron esos datos lo suficientemente convincentes como para recomendar una dieta rica en fibra con objeto de prevenir el cáncer de colon.

De pronto, un estudio de la Universidad de Harvard (en el que los científicos investigaron a ¡88.757 enfermeras durante 16 años !) concluyó que la fibra no ayuda a prevenir el cáncer de colon. Desde entonces, los estudios científicos acerca del papel de la fibra se suceden en todas las latitudes.