Compartir

fases del parto

Primera fase

Empieza con las contracciones iniciales:

  • con cada contracción, el cérvix (salida del útero) se empuja
  • y se va abriendo gradualmente hasta que se une con las paredes uterinas y queda totalmente abierto o dilatado.
  • La dilatación total se produce cuando la abertura del cérvix tiene 10 cm de diámetro.
  • En este momento, el útero, el cérvix y la vagina se han unido para formar el canal del parto.

La duración media de la primera fase del parto es de 12 horas para el primer hijo y de 6 a 8 horas para los nacimientos subsiguientes:

  • Sin embargo, en algunas mujeres que tienen su primer niño, puede durar hasta más de 24 horas (aunque se hagan todos los esfuerzos posibles para impedirlo);
  • y en algunas que han tenido varios puede durar sólo unos minutos.

Cuando el cérvix está completamente dilatado, existe un periodo de transición entre la primera y la segunda etapa del parto:

  • En algunas mujeres, el parto parece llegar a un alto momentáneo en este punto,
  • mientras que otras sienten calor, luego frío, y pueden incluso vomitar.

Segunda fase del parto

A medida que empieza la segunda fase, las contracciones se hacen mucho más potentes y van acompañadas de una apremiante necesidad de empujar al bebé fuera y hacia abajo del canal del parto:

  • El paso del niño por el canal del parto produce presión sobre el recto y puede darle la sensación de que quiere defecar.
  • Le aconsejarán que haga esfuerzos sólo cuando esté teniendo una contracción, de modo que se combinen las dos fuerzas para expulsar al bebé y pueda conservar la energía entre las contracciones.
  • Sin embargo, cuando es inminente la expulsión, puede que le digan que deje de hacer esfuerzos, pues un empujón forzado podría dar como resultado que la cabeza del bebé rasgara los tejidos de la vagina.
  • Lo ideal es que se facilite la salida de la cabeza del bebé.

La segunda fase termina cuando el hijo emerge completamente del canal del nacimiento.

Dura, por término medio, hasta 1 hora para un primer niño y unos 30 minutos para los subsiguientes.

Tercera fase: el cordón umbilical

Después de haber dado a luz, el cordón umbilical que une al niño con la placenta en el interior del útero se liga y se pinza en dos lugares, aproximadamente a 10 y a 15 cm del abdomen del bebé, y se corta entre los dos lugares. La tercera fase del parto es la expulsión de la placenyta (alumbramiento):

  • El útero continúa contrayéndose en un esfuerzo para desprender la placenta de la pared del útero y expulsarla.
  • Esto queda señalado por alguna hemorragia adicional y por un pequeño desplazamiento del cordón umbilical hacia el exterior de la vagina.
  • Para acelerar la expulsión de la placenta, con objeto de prevenir la posibilidad de una hemorragia posparto (producida al desprenderse la placenta de la pared uterina), el médico o la comadrona tiran suavemente del cordón, mientras se presiona sobre la parte superior del abdomen con la otra mano.

Esta tercera fase suele durar unos diez minutos.

Una vez expulsada la placenta, puede que le den una inyección para aumentar los esfuerzos de su organismo, con el fin de hacer que el útero se contraiga fuertemente, y de este modo prevenir una hemorragia excesiva..

Las rasgaduras o incisiones que se han practicado en la vagina o en el periné se limpian y se cosen.