Compartir

receta esparragosEsta receta está elaborado con ingredientes asequibles y fáciles de encontrar. Los espárragos trigueros frescos y los tallarines de sepia adquieren un toque exótico al mezclarlos con los brotes de soja y salsa de huevo.

Preparación:

Lavar los espárragos y desechar las partes leñosas. Llevar a ebullición dos litros de agua. Cuando rompa el hervor, añadir un poco de sal gorda y echar la spuntas de los espárragos. Preparar un barreñito con agua y cubitos de hielo para refrescar las puntas una vez cocidas. Escurrirlas y reservarlas.

Limpiar la sepia, extraer la piel y cortra en tiras muy finas como si fuesen tallarines. Puede introducirse en el congelador un tiempo hasta que consiga la consistencia adecuada para cortarla.

Blanquear la sepia: introducirla durante unos segundos en agua hirviendo, a fuego muy bajo. Retirarla y escurrirla. Reservar en un plato hondo con una cucharada de aceite de oliva.

Salsa de huevo: verter cuatro yemas de huevo, una cucharadita de salsa d esoja, el curry y el vinagre de manzana y mezclar bien con la ayuda de una varilla o batidor.

Mezclar los tallarines de sepie con los brotes de soja.