Compartir

protección solar españaSe aproxima el verano y con él la “fiebre del bronceado“. Es un buen momento para empezar a entonar con el buen tiempo… eso es lo que creen gran parte de los españoles. Pero lo que no es bueno para la salud de la piel es hacerlo sin protección. Aun así, según una investigación elaborada por por una conocida empresa el 50% de los españoles pasan más de 150 horas bajo el sol sin protección durante sus vacaciones.

Muchas personas se exponen al sol durante largas horas sin protección solar por comodidad o por acelerar el bronceado. El 80% de la sociedad española afirma exponerse al sol durante más de tres horas o no contabilizar el tiempo que pasa bajo su influencia. Además, el 50% de la sociedad española afirma no utilizar protector solar. Evidentemente, ninguna de las dos actitudes son positivas para la piel.

Sabemos que es agradable sentir el sol en la piel que, además, produce una sensación de bienestar y confort. Pero cabe destacar que una exposición desmesurada y sin control bajo el sol puede ser motivo de graves problemas a largo y a corto plazo (desde el envejecimiento prematuro de la piel hasta el cáncer cutáneo y melanomas con efectos irreversibles).

Por eso es necesario saber que el sol emite tres tipos de radiación UV:

  • Los UVC (apenas los percibimos)
  • Los UVA (penetran de forma profunda en nuestra piel y son responsables de envejecimiento y manchas en la piel)
  • Los UVB (muy energéticos y son responsables de quemaduras e insolaciones)

Los UVB y los UVA provocan a largo plazo el cáncer de pie, por lo que es muy importante protegerse de ellos.

El estudio ha controlado también cómo se protege la sensible piel de los más pequeños. Y ha llegado a la conclusión que Andalucía es la comunidad española donde más se cuida la protección de los niños.

La radiación solar sin protección sobre los más pequeños produce un efecto nocivo, ya que sus defensas naturales todavía son inmaduras y se agotarían fácilmente. Sin protección, su piel quedaría totalmente desprotegida frente al sol por lo que el factor mínimo de protección que necesita un niño es el IP25 resistente al agua.

El estudio presenta además de dónde son los españoles más preocupados por la protección solar en general. Por este orden son los catalanes, seguido de los madrileños y los castellano leoneses. Pero los que realmente más cuidan su piel durante y después de la exposición solar son los de la zona de levante.

Tras todo esto sólo cabe tener en cuenta una serie de factores, además del tipo de piel y la edad, que influyen en el momento de exponerse al sol. Estos son:

  • el tiempo de exposición bajo el sol (no superar las tres horas diarias)
  • la fuerza del sol según la hora del día (de 12 a 16 horas no es aconsejable exponerse a él)
  • la latitud (no es lo mismo tomar el sol en Noruega que en el Caribe)
  • la estación del año (en verano es 130 veces más probable quemarse)
  • la altitud (a más alto, más probavilidad de quemarse)
  • la naturaleza del suelo (los suelos muy claros como la arena blanca o la nieve reflejan los rayos solares y aumentan su peligro)

Bien es cierto que existen distintos fototipos de piel pero todos, sin excepción, necesitan una protección adecuada.