Compartir

madrid espacios naturalesLa Comunidad de Madrid, pese a su relativamente reducido territorio y a su alta densidad de población, conserva espacios naturales de alto valor ecológico y paisajístico, parte de los cuales gozan ya de un estatuto de protección legal.

Dicha Red de Espacios Naturales Protegidos –que incluye en la actualidad 10 áreas que cubren cerca del 12% de la superficie de la Comunidad- se verán próximamente reforzados con las áreas incluidas en la Red Natura 2000 de la Unión Europea.

Parque natural de la cumbre, circo y lagunas de peñalara

Su declaración protectora inicial se realizó en 1930 con el fin de conservar el espectacular paisaje de la cumbre más elevada de la región, así como sus interesantes formaciones de origen glaciar.

En la actualidad el área protegida tiene una superficie de 768 hectáreas amparadas bajo la figura de Parque Natural.

Parque regional de la cuenca alta del manzanares

Hasta el momento es el espacio protegido madrileño de mayor dimensión – 46.728 has- que, junto al Monte de El Pardo, conforman un corredor verde que une la ciudad de Madrid con la Sierra de Guadarrama.

Dentro de sus límites se encuentran zonas tan famosas y relevantes como La Pedriza, el embalse de Santillana, la Sierra de Hoyo o el espléndido encinar adehesado del Soto de Viñuelas.

Entre su fauna destacan aves tan emblemáticas como el águila imperial o el buitre negro.

Su declaración como Parque Regional se realizó en 1985.

Parque regional de los cursos bajos de los rios Manzanares y Jarama (parque del sureste)

Declarado en 1994, este Parque Regional protege los sotos, humedales y cantiles que se sitúan en el entorno de la confluencia de los ríos Manzanares y Jarama.

Los encharcamientos naturales y el gran número de graveras de la zona albergan una interesante comunidad de aves acuáticas, mientras que los cantiles situados en las cercanías acogen importantes colonias reproductoras de especies tan relevantes como el halcón peregrino.

La superficie protegida es de 31.550 ha.

Parque regional del curso medio del río Guadarrama y su entorno

Con una extensión de 22.253 ha, protege la vegetación de ribera y la fauna asociada a la misma en este bien conservado tramo del río Guadarrama.

Se trata del espacio natural protegido de reciente declaración (1999), y posee la figura de Parque Regional.

Reserva natural de el regajal – mar de ontígola

Bajo esta pequeña Reserva (635 ha) se agrupan dos espacios contiguos de gran valor, situados en las cercanías de Aranjuez.

De una parte, El Regajal acoge importantes poblaciones de especies de mariposas altamente amenazadas, mientras que la bella laguna conocida como Mar de Ontígola, alberga interesantes contingentes de aves acuáticas.

Esta Reserva fue declarada en 1994.

Sitio natural de interés nacional del hayedo de Montejo de la Sierra

Este pequeño espacio protegido (250 ha), situado en la Sierra Norte, debe su fama a albergar el hayedo más meridional de toda la Península Ibérica.

Junto a bellos ejemplares de haya aparecen no menos atractivos robles y una interesante vegetación de ribera.

Su declaración se realizó en 1974.

Paisaje pintoresco del pinar de abantos y zona de la herrería

Con 1.171 ha de extensión, este bello pinar –fuertemente dañado por recientes incendios- sirve de telón de fondo al espectacular Monasterio de El Escorial, y fue declarado como protegido en 1961, precisamente para conservar su belleza paisajística.

Monumento natural de la peña del Arcipestre de Hita

Las 50 ha de este llamativo canchal granítico, además de por su belleza, fueron declaradas como protegidas en 1930 a petición de la Real Real Academia Española como homenaje al 6º Centenario del Libro del Buen Amor.

Refugio de la laguna de San Juan

Esta pequeña laguna situada en las cercanías de Chinchón, es uno de los humedales naturales más interesantes de la Comunidad de Madrid, y alberga una gran variedad de aves acuáticas, tanto invernantes como nidificantes y sedentarias.

El área protegida, declarada en 1991, abarca 47 ha.

Espacio natural del Soto del Henares

Situado cerca del límite con la vecina provincia de Guadalajara, este espacio de 332 ha pretende proteger los interesantes sotos de este tramo del río Henares.

Su declaración se encuentra en la fase final de tramitación, y lo convertirá en el área protegida más joven de la Comunidad de Madrid.