Compartir

escoliosis en niñosDespués de las vacaciones llega la vuelta a las clases y, con ella, volver a coger la mochila cargada hasta arriba de libros. Llevar una cartera con sobrepeso cargada sobre la espalda, incluso llevar los libros en un carrito, puede dañar la columna vertebral y provocar escoliosis en niños. La postura que adoptan cuando se sientan en el pupitre también es causa de esta enfermedad.

La escoliosis consiste en la deformación lateral de la columna. Esta enfermedad afecta en gran medida a los estudiantes, que suelen ir con la mochila a cuestas llena de libros y, por tanto, con sobrepeso. Para evitarla, los expertos aconsejan, entre otros avisos, que el peso de la cartera no supere el 10% del peso del niño.

El Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía (España) realizó un estudio que ha descubierto que el 70% de los niños andaluces padece dolores de espalda, derivados en gran parte de ponerse mal la mochila y de sentarse con una mala postura en clase.

Estos problemas aparecen cada vez en edades más tempranas, entre los 12 y los 13 años. Las chicas se llevan la peor parte, ya que los problemas de escoliosis son más frecuentes en el sexo femenino”, advirtieron los investigadores españoles.

Los autores del estudio añadieron que “los escolares cargan sobre su espalda un 20% más del peso aconsejado, debido a que no existen en los centros escolares taquillas donde poder dejar el material y a que deben realizar numerosas tareas en casa”.

Para evitar dañar la columna, se aconseja que el peso de la mochila no supere el 10% del peso corporal del niño. Asimismo, la carga debe estar bien repartida para que no haya desequilibrios. La mochila “debe ser ergonómica, con asas anchas y acolchadas. Si usan carritos escolares, deben tener un asa extensible para que los niños no tengan que caminar muy girados”.

La espalda también puede sufrir escoliosis en niños debido a la “falta de higiene postural y la práctica inadecuada de ciertos deportes”. Por eso, se destaca la importancia de sentarse con la espalda recta y apoyada en el respaldo de la silla y con los pies en el suelo en todo momento.

La práctica inadecuada de aquellos deportes que priman el desarrollo de unos músculos respecto a otros puede resultar perjudicial, siempre que se realicen sin tener en cuenta las precauciones adecuadas”, añade el estudio.

La hipercifosis no es exactamente lo mismo que la escoliosis en niños

La hipercifosis es otro trastorno de la espalda que se refiere a la excesiva inclinación de la columna hacia delante. Detectar tanto la hipercifosis como la escoliosis es relativamente fácil. Por ejemplo, se recomienda apoyar la espalda del niño sobre la pared y observar la curvatura de la espalda.