Viajar

El equipo ligero de buceo. Equipamiento ligero submarinismo

equipamiento buceoEl equipo de buceo se puede dividir en dos grupos, el equipo ligero de buceo y el equipo pesado. Veamos de qué se compone el equipamiento ligero de buceo.

Gafas o máscara para buceo

Existen multitud de marcas y modelos en el mercado, a gusto de cada uno. Las gafas deben ajustar lo más posible a la cara quedando literalmente pegadas. Debemos probarlas en la tienda, y comprobar que se adapten perfectamente a nuestro rostro. Se puede realizar un vaciado del aire por la nariz, para comprobar si quedan sueltas. Existen tipos con un solo cristal o con dos. Es interesante, en principio, que no contengan un gran volumen de aire, pues así será mas fácil su vaciado. Los cristales inastillables, viene de fábrica en prácticamente todos los modelos. Hay que tener en cuenta los modelos susceptibles de poderse graduar, que no son todos, en caso de problemas de visión. No resulta aconsejable bucear con lentillas.

Al principio de su uso es normal que las gafas se empañen debido a los restos de grasa de silicona que quedan de su fabricación. No hay que desesperarse, pasta de dientes, coca-cola, lavavajillas o patata bien frotada bastarán; y luego antes de cada inmersión un poco de saliva es el remedio tradicional y el mejor. Para los escrupulosos existen productos que cumplen la misma función.

Tuba para buceo

Al igual que en el caso anterior existe una amplia oferta de equipamiento que podemos resumir en dos tipos básicos las rectas y las anatómicas, donde la parte final es flexible y se adapta mejor al rostro.

Aletas para buceo

Es una parte esencial del equipo ligero para buceo, ya que son ellas las que nos permiten desplazarnos por el agua. Existen dos clases según la formula de sujección del pie que tengan. Las calzantes, con forma de zapato y las de correa que se ajustan mediante ese sistema. Las primeras son quizás más cómodas e ideales para los inicios y los buceos con tuba, permiten su uso sin escarpines, muy adecuadas para el buceo tropical. Las segundas precisan un escarpín con suela, muy versátil para caminar por playas rocosas o arrecifes de coral. Su sistema permite una puesta y un zafado rápido.

Las aletas para el submarinismo con botellas debe ser corta y rígida, no siendo recomendables las empleadas para pesca o apnea. Su estructura puede ser de una sola pieza o combinada con varias que le otorguen distintos grados de flexibilidad y dureza. Suelen ir recorridas por un sistema de nervios, canales y aberturas para mejorar su rendimiento hidrodinámico.

Un tema importante a la hora de escoger unas aletas, es su dureza. A mayor rigidez, mayor avance, aunque también mayor esfuerzo. Por ello es importante ser consciente del estado de forma de cada uno para evitar una desagradable sensación de cansancio, que puede derivar en incómodos y dolorosos calambres. Un error común es adquirir una aleta demasiado dura para nosotros, pensando que nos pueden sacar de una corriente. Falso, ante una corriente seria, no existe aleta que permita salir de ella.