Compartir

embarazo rhLa incompatibilidad Rh es la que se produce entre dicho factor materno y fetal. Todos tenemos un grupo sanguíneo determinado (ABO) que se acompaña de un Rh (+ o -). Si la madre es Rh negativo y su pareja Rh positivo, es posible que el feto sea también positivo (10 % de probabilidad) por lo que la madre puede desarrollar anticuerpos contra este factor, que se encuentra en los hematíes fetales, destruyéndolos. En el primer embarazo no suele ocurrir nada, pero en posteriores, si la madre se ha sensibilizado, el feto puede sufrir graves alteraciones.

Esto no ocurre si ambos progenitores comparten el mismo factor Rh o el negativo es el padre solamente.

Son muchos los momentos en los que se puede poner en contacto la sangre materna y fetal: hemorragia, amniocentesis, aborto, parto, cesárea… y producirse dicha sensibilización.

Incidencia

Aproximadamente el 85% de la población es Rh positiva.

Hoy en día este problema va disminuyendo su incidencia debido al mayor control gestacional, identificándose siempre el grupo sanguíneo de la pareja.

Problemas

La incompatibilidad o isoinmunización Rh no suele producir síntomas en la madre.

El feto corre riesgo de sufrir graves alteraciones en su sangre que, incluso, pueden conducirle a la muerte antes de nacer.

Los riesgos fetales aumentan con cada embarazo si no se inmuniza a la madre.

Cómo actuar

Lo primero es conocer el grupo sanguíneo de los padres.

Si existe posibilidad de incompatibilidad se realizarán análisis de sangre (Test de Coombs) periódicamente a la madre.

En caso de ser el primer embarazo se realizará también para descartar que no sea uno de los pocos casos de sensibilización previa a la gestación.

Si se trata de siguientes embarazos se realizará para asegurar la efectividad del tratamiento.

Tratamiento

Existe una gammaglobulina llamada anti-D que debe administrarse tras cualquier posible contacto de sangre materno-fetal (aborto, amniocentesis, parto…) que impide la sensibilización de la madre frente al factor Rh.

Si el recién nacido es Rh negativo, como la madre, no será necesaria la administración, por eso siempre se lleva a cabo un análisis sanguíneo al niño para determinar su Rh.

Si a pesar de todos los controles el niño naciera afectado, deberá someterse a tratamiento y seguimiento por el servicio de neonatología del hospital correspondiente.