gluteos firmesYa queda poco para el verano, así que si aún no estás en forma para ponerte los pantalones cortos o usar traje de baño, y no tienes tiempo para ir al gimnasio, puedes ejercitar un poco en casa y conseguir unos glúteos firmes.

De hecho, existe un sinnúmero de actividades cotidianas y ejercicios donde el glúteo mayor (músculo que predomina en esta zona) actúa y trabaja con gran eficacia.

Generalmente, se trata de actividades que se hacen contra la fuerza de gravedad, la cual muchas veces es suficiente para exigir al músculo.

Las más efectivas y fáciles de hacer son la subida de escaleras y caminar hacia arriba en cualquier tipo de plano inclinado. En estos casos, el glúteo mayor actúa más que cualquier músculo extensor.

Ahora. Si a estos ejercicios para conseguir unos glúteos firmes le sumamos un tipo de carga como mochilas o bolsos la dificultad aumenta y el trabajo muscular también. Eso sí, hay que tener mucho cuidado de no perder la postura para evitar posibles problemas a la columna.

Además, existen otros ejercicios para unos glúteos firmes que se pueden realizar en casa mientras se ve televisión o se escucha música y que no requieren de un gran espacio. Uno de ellos consiste en alternar entre una posición en cuclillas a una de pie.

Pero si lo que se busca es tonificar de manera más específica y rápida, lo mejor es hacer una rutina básica más intensa y que esté especialmente destinada a endurecer esa zona.

La postura inicial es apoyada con codos y rodillas sobre una alfombra, mirando hacia el suelo. Los codos deben ir separados, a la altura de los hombros, las rodillas juntas y el cuello en línea con la espalda.

Eleva la pierna derecha lenta y constantemente, cuando el muslo alcance la altura del glúteo, frena contrayendo fuertemente las nalgas. Baja la pierna con el mismo control hasta que la rodilla roce el suelo. Vuelve a elevar la pierna sin descansar ni apoyarla. Repite el ejercicio hasta llegar a cien repeticiones en dos minutos y luego cambia de pierna.

Descansa un rato y sigue con el segundo ejercicio para unos glúteos firmes. Acostado boca abajo, sube la pierna contrayendo los glúteos y bájala con los glúteos relajados. Haz treinta repeticiones con cada pierna. Luego repítelo, pero de rodillas con los codos apoyados en el piso.

Si buscas algo más completo tenemos un programa GAP: Gluteos, abdominales y piernas.