Compartir

ejercicios glúteos¿Cuantas veces has aprovechado los espejos enfrentados de un probador para mirarte por detrás y comprobar el estado de tu retaguardia? Pese a ser una de las zonas del cuerpo que no podemos vernos es una de las que más nos preocupa desde la adolescencia.

La sabemos objeto de las miradas furtivas -y no tan furtivas- de quienes nos rodean, sean hombres o mujeres, y somos conscientes de que los unos valorarán su atractivo y las otras la caída de nuestro pantalón en cuanto nos demos la vuelta.

Lamentablemente, es también una de las zonas que sufre con mayor rapidez los efectos inexorables de la gravedad, el paso del tiempo y los cambios de peso, por lo que mantenerla en perfecto estado de revista requiere empezar a cuidarla cuanto antes.

Para ello sólo hay una fórmula nada mágica: el ejercicio. Los mejores ejercicios para los gluteos son los ‘de barra’ similares a los que practican las bailarinas en el calentamiento y que incluyen lanzamientos laterales y hacia atrás con los glúteos contraídos.

Pero si no acudimos a un gimnasio podemos hacer en casa tres tipos de ejercicios que tonificarán y tensarán los glúteos y los músculos de las piernas que los sostienen:

  1. Tumbadas boca arriba, con las piernas flexionadas y las rodillas un poco separadas, elevar las caderas contrayendo los glúteos sin levantar los hombros del suelo.
  2. A gatas, con las rodillas levemente separadas, levantar una pierna hacia el techo con la rodilla flexionada y el pie en ángulo recto.
  3. Contraer y aflojar alternativamente los glúteos unas cuantas veces siempre que tengamos ocasión -de pie cada vez que nos lavemos los dientes, sentadas mientras vemos la televisión…- y varias veces al día.