Compartir

efectos positivos del sexoUna vida sexual satisfactoria repercute directamente, y para bien, en la salud.

Frecuencia y calidad en el amor se traducen en un mayor bienestar físico y mente más equilibrada. He aquí algunos de los efectos positivos del sexo.

Beneficios del sexo en el sistema cardiovascular

En un estudio con más de un centenar de mujeres que se estaban sometiendo a tratamiento por haber sufrido un ataque cardíaco,  65 de ellas declararon que habían sentido profunda insatisfacción sexual en las semanas anteriores a la hospitalización.

En otro estudio similar, con más de 130 varones, más de la mitad aseguraron que habían tenido problemas sexuales antes de padecer el ataque cardíaco.

Por el contrario, varios estudios revelan que existe una relación muy significativa entre una activa vida sexual y un menor riesgo de ataques cardiacos.

‘Se sabe que el ejercicio aeróbico regular reduce el riesgo cardiovascular’, señalan los cardiólogos. ‘Pues bien, las relaciones sexuales regulares son otras tantas sesiones de ejercicio aeróbico’.

Además, el sexo quema calorías. Una mujer de 60 kilos podría quemar unas 9 calorías por minuto al hacer el amor. Un hombre de 85 kilos quemaría hasta 13 calorías.

Propiedades del sexo para el sistema inmunitario

En investigaciones llevadas a cabo en la Universidad de Ohio con un grupo de mujeres que padecían cáncer de mama, los expertos comprobaron que los que se declaraban satisfechas con su vida sexual estaban mejor.

Tenían niveles más altos de linfocitos T -glóbulos blancos que desempeñan un papel fundamental en el funcionamiento del sistema inmunitario- y vivían más tiempo que las que se declaraban insatisfechas.

Otras investigaciones han revelado que el estrés deteriora el sistema inmunitario, con lo que el organismo se vuelve más susceptible a contraer enfermedades.

En cambio, el coito contrarresta el estrés y produce una gran relajación corporal. Si bien ésta dura pocas horas, las relaciones sexuales regulares hacen que los niveles de estrés se vayan reduciendo progresivamente.

Efectos positivos del sexo en el síndrome premestrual

Un estudio revela que en algunas mujeres, las relaciones sexuales pueden ser la solución para las molestias asociadas con el Síndrome Premenstrual.

Entre seis y siete días antes de la menstruación, el flujo de sangre a la zona pélvica aumenta, lo que puede provocar inflamación, calambres y dolores.

Las contracciones musculares que se producen durante el orgasmo hacen que la sangre salga rápidamente de esa zona y vuelva a la circulación general, lo que reduce la tensión y las molestias.

Los terapeutas sexuales consultados no pueden estar más de acuerdo: Una vida sexual activa en la que la comunicación está presente y en la que se tienen en cuenta las necesidades mutuas hace que florezcan las mejores cualidades de cada individuo. Cuando eso se produce, las enfermedades del cuerpo y del espíritu curan más fácilmente.