Salud

Algunos efectos del abuso de medicamentos

efectos abuso de medicamentos

Existen una serie de consecuencias negativas relacionadas con el abuso de medicamentos y la automedicación, algunos de ellos especialmente comunes y fáciles de obtener. Algunos de estos efectos negativos a determinados fármacos son:

  • Fluoxetina. Es menos tóxico que los antidepresivos tricíclicos cuando se consume en exceso. Un estudio hecho entre 1985 y 1997 reveló que la tasa de muertes por sobredosis es baja cuando se toma solo. El informe también reveló que sólo un alto consumo (más de 75 veces la dosis diaria) causaría efectos más serios como ataques o espasmos y pérdida de la conciencia. La toxicidad de este remedio se incrementa cuando se toma con drogas o alcohol. Ahora, si es la fluoxetina en exceso es acompañada de otras drogas, las investigaciones señalan que los síntomas más comunes podrían ser taquicardia, temblores, nauseas y vómitos.
  • Clormezanona. Durante mucho tiempo fue usada en el tratamiento del insomnio y desórdenes de ansiedad. Sin embargo, se dejó de recetar en muchos países luego de que se reportaran serias reacciones alérgicas. Normalmente se vende sin receta médica y los efectos de una sobredosis van desde causar un coma hasta ser motivo de mareos, depresión, debilidad, excitación, temblores, confusión y dolor de cabeza.
  • Ergotamina (principal componente de los antijaquecosos). Los síntomas de sobredosis incluyen nauseas, vómitos, diarrea, sed extrema, frío, picazón de la piel, temblores, pulso rápido y débil hipotensión, shock, confusión, convulsión y pérdida de conciencia. Los efectos que causa el uso prolongado de Ergotamina pueden ser disturbios cardiovasculares y vaso constricción periférica (se manifiesta por palidez extrema).
  • Benzodiazepinas. El principal efecto de consumir este tipo de medicamentos en exceso es transformarse en adicto a ellos. El riesgo de dependencia aparece con más fuerza en los pacientes que toman Alprazolam. (Para que se considere sobredosis deben tomarse más de cuatro miligramos al día y por períodos mayores a doce semanas). Si se abandona su consumo sin control médico puede provocar estados epilépticos, “síndrome de carencia”, hipertensión y taquicardia. El Diazepán, otra variedad de benzodiazepina, es otro de los medicamentos que tiene un alto consumo ilícito entre las mujeres y que también suele generar altos grados de dependencia.
  • Codeína (componente de algunos jarabes para la tos). Con el abuso de este medicamento se puede desarrollar dependencia física y psicológica. El abandono de este remedio genera síntomas de ansiedad, temblores, espasmos musculares y estados paranoicos, entre los más importantes.