Compartir

divorcio sin problemasAunque parezca contraproducente la mejor manera de logar un divorcio sin problemas es plantearse el momento de la separación antes de la unión. Muchos abogados aconsejan que, antes de casarse, se firme el convenio que regule la separación y el divorcio de mutuo acuerdo.

Esta práctica, nada arraigada en España, está muy extendida en Estados Unidos, sobre todo cuando el matrimonio lo realizan personas de muy diferente patrimonio. En nuestro país, en alguna ocasiones, se toma como una ofensa la proposición de firmar un acuerdo de este tipo.

Está claro que el matrimonio está en crisis, no hay más que observar que, por cada dos bodas que se celebran en nuestro país hay un matrimonio que se rompe, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística. Por tanto hay que ser precavida y evitar problemas futuros. Pese a todo, España tiene un número de separaciones y divorcios muy inferior al de países de Europa del norte y del este; nuestra cifras son comparables a las de países mediterráneos como Italia y Grecia.

La pareja debe llegar a un acuerdo y firmar un convenio de separación pactado entre ambos; acuerdo que no siempre es real si lo han negociado los abogados y se lo han impuesto a sus clientes como el mejor posible.

En estos casos, el incumplimiento suele ser enorme y comparable al que se da cuando las parejas se han separado sin acuerdo y ha sido el juez quien ha dictado las condiciones del convenio.

El desgaste en la pareja es enorme si el conflicto se eterniza. Además puede ser un proceso costoso en función de si existe un acuerdo o no. Si existe este tipo de acuerdos y se llega a un consenso rápido, conseguir un divorcio barato es posible, por tan solo unos pocos cientos de euros. Sin embargo la cosa cambia si no existen estos acuerdos y el correspondiente consenso, de forma que se vuelve un divorcio problemático y costoso.