Compartir

diu hormonal anticonceptivosCreado para combinar los efectos favorables de los anticonceptivos tradicionales y los dispositivos intrauterinos, es reversible y muy eficaz.

El sistema intrauterino liberador de levonorgestrel, también denominado DIU de LNG, es un ejemplo más de los avances producidos en estos últimos años dentro de la anticoncepción.

Se estima que actualmente cerca de dos millones de mujeres europeas, especialmente en los países del norte, utilizan ya este dispositivo como método anticonceptivo hormonal. Entre las principales ventajas del DIU hormonal destacan su alta tasa de efectividad, su tiempo de duración (cinco años, como mínimo) y su reversibilidad.

¿En qué consiste?

Este método ha sido desarrollando para buscar los efectos favorables tanto de la anticoncepción hormonal como de los DIU (dispositivo intrauterino). Su estructura en forma de ‘T’ es similar a la de los DIU de cobre que se utilizan habitualmente, pero no contiene este metal, sino una estructura plástica impregnada con sulfato de bario para hacerlo visible a los rayos X. Su brazo vertical va provisto de un pequeño cilindro que sirve de reservorio de un gestágeno, el levonorgestrel.

¿Qué eficacia tiene?

La liberación intrauterina diaria de 20 mg de levonorgestrel le confiere una eficacia anticonceptiva comparable a la alcanzada con la ligadura de trompas, pero con la ventaja de su reversibilidad, es decir, se recupera la fertilidad una vez que se retira.

¿Cómo actúa el DIU hormonal?

Su acción anticonceptiva es local: su presencia dentro de la cavidad uterina dificulta el ascenso de los espermatozoides; induce un espesamiento del moco cervical que evita la motilidad espermática; provoca cambios en el endometrio que condicionan un ambiente hostil (lo que se denomina efecto antiproliferativo) y, aunque es poco frecuente, en algunas mujeres puede producirse una inhibición de la ovulación.

¿Afecta al ciclo menstrual?

Es importante saber que durante los primeros tres o seis meses tras su colocación se pueden producir manchados de forma irregular.

Aunque el número medio de días de sangrado es más alto de lo normal durante esta primera etapa, pasa a ser más bajo después del primer año de postinsercción. Tanto es así que, pasados doce meses, cerca del 20% de las mujeres usuarias de este DIU hormonal presenta amenorrea, o ausencia de regla.

Sin embargo, este trastorno no condiciona la pérdida de fertilidad ya que ésta se restablece una vez retirado el DIU. Este característico patrón de sangrado menstrual puede convertirse en una ventaja para aquellas mujeres con problemas de reglas abundantes que además pueden demandar un método de anticoncepción seguro y reversible.

¿Tiene inconvenientes el DIU hormonal?

Las reacciones adversas son más comunes durante los meses siguientes a la insercción y suelen ir disminuyendo durante el uso prolongado. El característico patrón de sangrado menstrual y los potenciales efectos secundarios derivados de la liberación intrauterina del levonorgestrel (molestias mamarias, acné, cambios de humor, aumento leve de peso….) representan sus principales desventajas.

¿Y otros beneficios?

Se estima que entre un 10 y un 20% de las mujeres occidentales presenta sangrados menstruales excesivos durante la regla. Este hecho condiciona que dos tercios de las féminas con menorragia objetiva (más de 80 ml por ciclo) sufran un importante déficit de hierro.

Los sangrados menstruales excesivos, el acortamiento de los ciclos o la hiperplasia endometrial son problemas que aumentan durante los últimos años de la etapa fértil femenina.

Al contrario de otros DIU, el de LNG reduce la cantidad total de sangrado, así como el dolor durante las menstruaciones. Además, este tipo de dispositivo intrauterino trel ejerce una acción protectora frente a la hiperplasia endometrial durante la terapia de sustitución hormonal y en el control de sangrado menstrual excesivo.

Esta acción lo ha colocado como una de las opciones terapéuticas de primera línea en el tratamiento de este tipo de problemas ginecológicos.

Cuándo no está indicado

Como cualquier otro DIU, este método anticonceptivo está contraindicado en el caso de relaciones no monógamas, por su alto riesgo de enfermedades de transmisión sexual, embarazo e infecciones activas, o si hay problemas que dificulten su inserción, como estrechez del canal cervical, miomas…

No existe ningún riesgo si hay sangrados abundantes o reglas dolorosas.