Dietas

Dieta de mantenimiento. Mantén tu peso ideal comiendo bien

dieta de mantenimientoSi quieres mantener tu peso actual o simplemente quieres tener una dieta saludable estas son nuestras recomendaciones.

Recuerda que debes realizar 5 comidas diarias sin saltarte ninguna, alternar entre pescados y carnes, evitar en lo posible fritos, cocinarlos al horno, hervidos o a la plancha, abandonar las bebidas azucaradas, tomar mucha agua y abundantes frutas y verduras.

La clave de este tipo de dietas de mantenimiento no consiste en privarte de ningún tipo de alimento, más bien tiene que ver con evitar tanto los excesos como algunos métodos para preparar la comida, especialmente los fritos.

Realiza ejercicios diarios, como mínimo de 20 minutos. La natación es un muy buen ejemplo de deporte, ya que nos permitirá ejercitarnos sin necesitar un nivel de exigencia alto.

Desayuno:
Un vaso de leche, una tostada con pavo, un kiwi y un zumo de naranja.

Media mañana:
Un té de hierbas y algún cereal como una galleta.

Almuerzo:
Crema de verduras, pechuga al horno con verduras y patatas y una pieza de fruta.

Merienda:
Una tostada con mermelada, y un vaso de jugo de melón.

Cena:
Ensalada de frutas y col, una rebanada de pan y un yogurt.

Este es un buen ejemplo para un día que nos puede servir de muestra para elaborar otros menús en nuestra dieta de mantenimiento.