Enfermedades

Diagnóstico de la apnea del sueño. Causas apnea del sueño

apnea del sueñoMuchos hemos tenido largas noches en que no podemos conciliar el sueño o probablemente tenemos un familiar que ronca… pero, ¿cómo sabemos si éstas señales aparentemente comunes y ‘normales’ son indicativos de algo más serio? La próxima vez que su pareja, o alguien en la familia ronque como si fuera un tren a toda velocidad, no lo critique. Y mucho menos se burle. Puede que se trate de un problema que ha ido aumentando en las últimas dos décadas y que se llama: «apnea del sueño».

Cualquiera puede tener una mala noche pero la víctima de trastornos del sueño sufre de síntomas crónicos como ronquidos fuertes, falta de aire o dificultad en respirar, intranquilidad en la cama y se despierta cansada, a pesar de haber dormido varias horas.

La apnea del sueño es uno de los 84 trastornos del sueño reconocidos por los médicos, y afecta a los hombres más que a las mujeres. Entre las principales causas de la apnea del sueño encontramos la obesidad, hipertensión, anormalidad o problema en la nariz, la garganta o el aparato respiratorio. El uso de alcohol y las píldoras para dormir aumentan la frecuencia y duración de las pausas respiratorias en los que sufren de apnea.

En una noche cualquiera, el número de pausas involuntarias de la respiración (llamados por los médicos «episodios apnéicos») puede ser de 20 a 30 por hora. Estas pausas van siempre acompañadas de ronquidos y pueden contener sensaciones de sofocación o asfixia, pero no todos los que roncan sufren de este problema.

Es importante diagnosticar a tiempo la apnea del sueño porque puede estar asociada a la arritmia cardíaca, presión alta, ataques al corazón o embolias cerebrales.

El paciente frecuentemente no sabe que tiene un problema y generalmente no lo cree cuando se lo dicen. Los primeros en sospechar son los cónyuges que no sólo escuchan los fuertes ronquidos sino que notan la lucha por respirar y las pausas en que la pareja deja de respirar totalmente.

El diagnóstico de la apnea del sueño no es nada simple porque hay muchas razones diferentes por dormir mal. Además del médico de cabecera, otros especialistas estarían involucrados en el diagnóstico, como pulmonólogos, neurólogos o los médicos especializados en trastornos del sueño.

Hay varias pruebas disponibles para el diagnóstico de la apnea del sueño y se recomienda que la persona ingrese al menos un día en un centro de trastornos del sueño, donde el paciente se observa mientras está conectado a monitores que miden varias funciones.

Aparte de un examen físico de la nariz y la garganta, las pruebas para el diagnostico de la apnea del sueño incluirían:

  • Polisomnografía, que capta una variedad de funciones durante el sueño, tales como la actividad eléctrica del cerebro, movimiento de los ojos, actividad muscular, pulso, respiración, paso del aire y los niveles de oxígeno. Esta prueba se usa para diagnosticar la apnea.
  • Prueba múltiple de latencia de sueño: mide el tiempo que se toma la persona en dormir. Para alguien que no tiene problemas de sueño usualmente se toma de 10 a 20 minutos. Aquellos que se duermen en menos de 5 minutos posiblemente requerirían algún tipo de tratamiento para trastornos del sueño.

Si dormir es para usted un problema que le está afectando su vida, si se levanta cansado y con sueño, pregúntese si se beneficiaría de una visita a un centro de diagnóstico de trastornos del sueño.