Compartir

diabetes tipoNormalmente, los alimentos que ingerimos se convierten en glucosa, que es utilizada o almacenada por el cuerpo. La hormona insulina estimula la absorción de azúcar por las células del organismo.

Lamentablemente, en las personas que padecen diabetes las cosas no suceden de ese modo. En ellas, el páncreasórgano responsable de la producción de insulina deja de producir insulina por completo (diabetes del tipo I) o la produce en exceso, lo cual conduce a una resistencia a la insulina (diabetes del tipo II). En ambos casos, los niveles de azúcar en la sangre se disparan.

  • Las personas que padecen diabetes del tipo I (insulinodependientes) precisan inyectarse insulina a diario.
  • Las personas que padecen diabetes del tipo II (no insulinodependientes; la forma más común de la enfermedad) no suelen necesitar inyecciones de insulina. No obstante, entre un 20% y un 30% precisan medicamentos para controlar los niveles de azúcar. Si bien los fármacos para la diabetes del tipo II reducen el azúcar en sangre, muchos médicos prefieren tratar a estos pacientes con dieta y ejercicio. La buena noticia: el mismo régimen que ayuda a controlar los niveles de azúcar, ayuda también a controlar la hipertensión, el colesterol, la obesidad… Estos cuatro factores niveles de azúcar, colesterol, tensión arterial alta y exceso de peso– forman lo que en Medicina se conoce como el cuarteto de la muerte.