Compartir

desayuno infantilPara que el día arranque bien, con energía para toda la jornada, nada como un primer alimento que llene todas las necesidades nutricionales del niño.

El desayuno es la comida más importante del día y debe aportar entre el 20 y el 25% de las calorías diarias. Aunque no lo parezca, durante la noche el cuerpo permanece en funcionamiento, por lo que a la mañana siguiente hay que llenar los depósitos de energía. En la etapa escolar es importante que los niños tomen un desayuno que cubra todas sus necesidades nutricionales, para no frenar su crecimiento. Además de favorecer la concentración en el colegio, les dará energía para realizar todas las actividades físicas y académicas de su educación.

Un desayuno equilibrado previene la irritabilidad y la ansiedad, favorece la concentración, evita los antojos entre comidas y ayuda a reponer las casi 600 calorías que perdemos al dormir.

El desayuno infantil debe ser

  • Energético: Debe aportar entre el 20 y el 25% de las necesidades calóricas diarias a través de carbohidratos y azúcares, necesarios para el funcionamiento de cerebro y músculos.
  • Formador: Debe incluir proteínas y calcio, fundamentales para el crecimiento.
  • Regulador: Debe contener vitaminas, minerales y fibra.
  • Variado: Debe tener aspecto y sabor apetitoso, completo y equilibrado.

El desayuno ideal:

  1. La leche y sus derivados, porque aportan calcio, muy importante para la formación de los huesos.
  2. La fruta y verduras, así como sus jugos, porque son una fuente de fibra y vitaminas.
  3. Los cereales, porque aportan hidratos de carbono y proteínas.
  4. Agua y otros líquidos. Hay que mantener el cuerpo hidratado y libre de toxinas.

Importancia de los aperitivos

Los nutricionistas recomiendan no dejar pasar más de cuatro horas entre cada comida; aconsejan hacer tres principales y dos aperitivos. Para éstas, en el caso de los niños, lo mejor es alguna fruta o jugo que lo mantendrán con energía hasta el siguiente alimento.