Compartir

deportes verano aire libreComo dice la canción: el verano ya llegó… y con él, el buen tiempo y las vacaciones. Si eres de las que piensa que el verano es estar tumbada todo el día al sol o a la sombra, te animamos a que aproveches tu tiempo libre para hacer cosas que antes no podías hacer. No pares, el verano nos invita a huir de casa.

Y qué mejor que disfrutar del buen tiempo del verano practicando deportes al aire libre, cargarás las pilas, y te llenarás de optimismo. Estés donde estés no pares, ¡niégate a pasarte todo el día sin hacer nada!

Mar y Piscina

  • Natación: El deporte clásico de agua. Es el más fácil de practicar ya que no se necesitan otros elementos más que el agua y tú misma. Como sabrás, en él se utilizan todos los músculos, así que además de estilizarte ganarás capacidad pulmonar. Antes de empezar acuérdate de calentar 10 minutos, moviendo los brazos, de un lado a otro. De esta forma evitarás posibles lesiones. Disfruta y ¡mójate!
  • Surf y windsurf: son dos deportes distintos, que requieren técnicas específicas cada uno, si bien los dos utilizan tabla, aunque de dimensiones diferentes. Por eso te recomendamos que te apuntes a algún cursillo donde te enseñen las técnicas básicas. Si sufres de espalda no hagas windsurf, ya que se carga mucho. Si eres de las que no aguanta estar cómo un lagarto en la toalla, esta es tu mejor opción para tomar el sol, ¡verás cómo te pones!
  • Buceo: Ideal para las más curiosas. Harás deporte mientras admiras las profundidades del mar. No necesitas tanto, unas gafas y… ¡a bucear!

Sobre plano

  • Patinaje: es muy fácil, cálzate unos patines y vete al paseo al lado del mar o en cualquier otra superficie plana. La técnica se aprende practicando un poco, y enseguida te sentirás segura. El patinaje relaja muchísimo y tonificarás de cintura para abajo. ¡Verás qué piernas!
  • Jogging: lo mejor es practicarlo al atardecer cuando el sol ya no pica. Es un ejercicio cardiovascular, en el que conseguirás bombear la sangre, oxigenar todo tu cuerpo y aumentar tu resistencia y tu capacidad pulmonar. ¡Pero cuidado! Calienta un poco antes, de lo contrario al día siguiente puedes tener unas buenas agujetas.

Montaña

  • Treeking: Bajo este nombre, no se esconde nada más que el placer de andar. Es algo fácil, pero exige un poco de resistencia física. No hay nada como irse de excursión y de disfrutar del paisaje, mientras, sin darte cuenta , haces ejercicio. Ayuda a eliminar toxinas y a perder grasas además de oxigenar los pulmones y fortalecer músculos.
  • Mountain bike: montar en bici es muy fácil. Es algo que nunca se olvida. Perfecto para poner a raya tus piernas. Calienta un poco para evitar tirones musculares y el mundo es tuyo!
  • Rafting: si tienes alma aventurera este es tu deporte. Descender por los rápidos de un río es toda una descarga de adrenalina. ¡atrévete!