Compartir

Dehesas en CabañerosEl otoño es la época del celo de los ciervos, un espectacular acontecimiento que sirve de excusa para conocer este parque nacional.

La estación más nostálgica del año se convierte en la más activa para el ciervo, que desarrolla su frenético periodo de celo.

Los machos muestran un comportamiento agresivo para aparearse con un buen número de hembras, por lo que están dispuestos a luchar con cualquier competidor.

Lanzan grandes berridos y hacen chocar sus cornamentas en un retumbante rito llamado berrea, que en este parque nacional tiene uno de sus mejores enclaves.

El paisaje

Los ciervos habitan las zonas abiertas de la raña: una gran superficie llana y alargada, de vegetación adehesada, que se enmarca entre unas accidentadas, pero no elevadas sierras.

En el fondo de los valles aparecen fresnos, alisos o sauces, y en otras zonas dominan los encinares, alcornoques, quejigos, robles melojos, acebuches y madroños. El monte mediterráneo es un ecosistema que aquí reluce.

Cabañeros, con más de 40.000 hectáreas, en la provincia de Ciudad Real, recibe su nombre de las antiguas cabañas de sus pobladores. Se pueden hacer tres recorridos por su interior, que organiza una cooperativa y que combinan las rutas en todoterreno con paseos a pie. Las tres rutas parten de Alcoba de los Montes, Retuerta del Bullaque y Horcajo.

Qué animales viven allí

Aquí existe una de las más importantes colonias de buitre negro de toda Europa; junto a otras rapaces como buitres leonados, águilas reales, calzadas y culebreras, además del águila imperial. Otra especie valiosa es la cigüeña negra.

Entre los mamíferos, además de cientos de ciervos, hay corzos, jabalíes y algunas nutrias nadan en los ríos de la sierra.

Un paseo por las tablas de Daimiel

Otro parque nacional, aunque muy distinto a éste, aparece dentro de esta misma provincia y no muy lejos de Cabañeros. Son las Tablas de Daimiel, una zona húmeda habitada por miles de aves. El embalse del Cíjara, dentro de una reserva nacional de caza, también está en las inmediaciones.

Otros lugares para observar la berrea

En otros bosques mediterráneos podemos ver este espectáculo:

  • Parque natural de Monfragüe, en Cáceres.
  • Parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, en Jaén.
  • Parque natural del Saja-Besaya, en Cantabria.
  • Parque natural de Fuentes Carrionas y Fuente del Cobre, en tierras de Palencia.
  • Reserva Nacional de Caza de la Sierra de la Culebra, en Zamora.