Compartir

paga semanalAdministrar el dinero es tarea difícil, por eso debemos enseñar a nuestros hijos y conseguir que aprendan de sus errores. Muchos padres se preguntan cuándo deben empezar a dar una paga semanal y cómo enseñarles a administrarla.

Saben que el buen control del dinero es fundamental para que en el futuro adquieran independencia y responsabilidad. Cada familia tiene su criterio y es más importante cómo se da que la cantidad.

El significado del dinero como intermediario entre nosotros y el objeto de nuestro deseo, el niño lo comprende después de haber adquirido el concepto de propiedad.

Aprende a distinguir entre el yo y el no-yo a costa de un proceso largo y bastante complicado. Todo lo que le produce placer es suyo; todo lo que le produce dolor es no-yo.

Antes de los ocho años no entienden el valor del dinero. Piensan que no tiene límite, que lo dan los bancos.

Pero a esta edad empiezan a hacer operaciones matemáticas, van comprendiendo lo que significa sumar o restar y eso les permite también ir asimilando cómo se maneja el dinero.

Alrededor de esta edad puede ser conveniente asignarles una paga a sus hijos de manera semanal fija que les ayude a ser conscientes del valor del dinero y les enseñe a administrarse.

Cuando nos decidamos a dar este paso, debemos tener en cuenta que es mejor la paga semanal que la mensual, porque tienen que ir aprendiendo poco a poco. Los niños tienen que ir controlando el mundo en pequeñas dosis. Con el dinero les pasa igual.

Tenemos que transmitirles que si les adjudicamos una paga semanal es porque les creemos capaces de una cierta autonomía, y que se trata de una responsabilidad en el camino hacia su independencia.

La cantidad estará en función de la economía familiar y de la edad de los hijos, aunque conviene tener referencias de las cantidades que manejan los amigos más cercanos.

Aprender a organizar el dinero lleva su tiempo, por lo que se equivocarán en más de una ocasión.

Entonces, conviene darles una regla para que aprendan, pero sin criticarles demasiado. Ellos deben decidir en qué quieren gastarse ese dinero. Los padres deben asesorar para que la paga les dure toda la semana.

En la adolescencia cambian las inquietudes a la vez que las cantidades, pero si queremos que aprendan que no se puede comprar todo, no hay que darles una paga a sus hijos de tanta cantidad que les lleve al consumismo.

Colaborar en casa es una responsabilidad de la que tienen que hacerse cargo sin pago a cambio. Así como tampoco conviene premiar o castigar con dinero sus conductas o éxitos. En el uso de éste, los padres son su modelo.

Resumen sobre la paga semanal a sus hijos

  • Es preferible que la paga sea semanal y no mensual.
  • Antes de los ocho o nueve años no saben usar el dinero.
  • No se les deben criticar mucho las equivocaciones que tengan en el gasto de su paga. Aprenderán de ellas.
  • Son ellos los que deben decidir qué hacen con el dinero de la paga. Los padres asesoran, pero han de permitir que tengan cierta libertad.
  • No conviene dar dinero a cambio de colaboraciones en los trabajos de la casa; de estas tareas se tienen que hacer responsables sin compensación económica.