Compartir

cuidarse en el embarazoPara asegurar al bebé y a la mamá un período de bienestar físico y emocional durante los meses de gestación se deben tener algunos cuidados especiales. Un recuento de siete pasos básicos para cuidarse en el embarazo: olvidarse del cigarrillo y las bebidas alcohólicas, reducir el café, hacer ejercicios y prestar atención a la calidad de alimentos que se ingieren.

Una vez que la noticia se confirmó y se anunció a toda la familia, el desarrollo de un embarazo saludable pasa a ser la prioridad. Para vivir los nueve meses sin complicaciones hay que seguir algunos pasos con el fin de asegurar la salud integral tanto de la mamá como del bebé.

Elegir el obstetra. El cuidado prenatal es esencial para la salud de su bebé, escoger los especialistas que controlaran paso a paso el crecimiento de su hijo en el inicio del embarazo permitirá que a lo largo de los meses logré una buena relación con el obstetra hasta el momento del nacimiento. Preste atención a su elección y elija a la persona correcta para usted.

Revise su dieta. Para cuidarse en el embarazo necesitará considerar los alimentos que consume en vías de incorporar proteínas y calorías (que aportan energía), así como ciertas vitaminas y minerales como el ácido fólico y el hierro. Durante le embarazo se necesitan más de estos nutrientes, especialmente del ácido fólico que reduce el riesgo de que el bebé crezca con defectos nerviosos. Consulte la dieta que deberá seguir con su médico.

Haga ejercicios regularmente. Un buen programa de ejercicios le ayudará a aceptar los cambios que su cuerpo tendrá y a lograr la fuerza que necesitará para sostener el aumento de peso. Además, es un punto clave para recuperar la figura con mayor facilidad luego del embarazo. Y como si fuera poco un estudio reciente descubrió que la actividad física aumenta el nivel de serotonina, un químico del cerebro que está relacionado con el humor.

Nada de alcohol. Cualquier cosa que usted beba llegará rápidamente a su bebé a través del torrente sanguíneo y por la placenta. Las mujeres que consuman más de dos bebidas alcohólicas por día corren un riesgo mayor de dar a luz a un bebé con el síndrome de feto alcohólico o fetal alcohol syndrome (FAS).

Los niños nacidos con los FAS padecen de reserva mental, retraso de crecimiento, problemas en la conducta y defectos cardíacos.

Reduzca la cafeína. Una a dos tazas de café por día no dañarán a su bebé, pero hasta el momento no se conocen los efectos precisos de beber tres o cuatro tazas de café. Algunos investigadores dicen que el exceso de cafeína puede contribuir al riesgo de tener un bebé de bajo peso. Descubra la existencia de bebidas descafeinadas como el té, y no olvide el agua mineral.

Sin cigarrillos. Fumar aumenta el riesgo de aborto, también de tener un embarazo donde el huevo fertilizado se implanta fuera del útero, o una separación prematura de la placenta. Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar piense que cada cigarrillo que usted no encienda es una oportunidad más de salud para su hijo.

El descanso. La fatiga que siente en el primer y tercer trimestre es la manera en que su cuerpo le pide reducir las actividades que hace. Así que para cuidarse en el embarazo escúchelo, una siesta a la mitad del día puede sonar a lujo pero usted y su bebé se beneficiarán. Si no puede dormir, por lo menos mantenga una posición de reposo con los pies en alto, lea un libro o una revista. Las técnicas de relajación como el yoga, el estiramiento, los métodos de respiración y los masajes son buenos métodos para combatir la tensión y conseguir el sueño.