cuidarse durante los cambios del embarazoEl embarazo pone a duras pruebas el cuerpo, pero se pueden tomar medidas para verse y sentirse sana. Un punto que no hay que descuidar es la pérdida de tonicidad de la piel y los músculos, la flaccidez de los pechos, abdomen y glúteos. Para prevenir, es ideal hidratarse internamente, bebiendo bastante agua mineral, al menos dos litros diarios. Además, aplicarse después de la ducha una buena crema hidratante por todo el cuerpo. En las zonas de riesgo, masajear lentamente con cremas específicas, sin comprimir las zonas. Una manzana al día ayuda a evitar la retención de líquido. Sin una piel bien hidratada, el estiramiento de la piel producirá con mayor seguridad la aparición de estrías.

Los cambios que sufre el cuerpo durante el embarazo generalmente deterioran la imagen. Pero existen algunas hábitos que permiten estar en forma y sentirse bien.

El pelo se pone frágil y se cae fácilmente durante el embarazo. Lo mejor es aplicar un tratamiento a base de queratina y proteínas. Se trata, en general, de utilizar productos específicos y con constancia. Evite usar tintes a base de oxidantes y amoniaco. Prefiera aquellas fabricadas a base de agua y henna, que añaden brillo al color natural, no aclaran y protegen sin riesgos. Absolutamente prohibidas las permanentes, porque se realizan con ácidos que podrían crear problemas en el cuero cabelludo.

Para la mayoría de las mujeres el primer signo de embarazo es el aumento de volumen en los senos, que se debe a una modificación hormonal típica de este periodo. La diferencia se nota ya en las primeras semanas, por eso no hay que perder el tiempo y aplicarse desde el comienzo una crema específica en la mañana y noche, recordando que el masaje debe ser delicado. Parta del centro del seno y dibuje un ocho al revés por unos minutos, evitando la zona del pezón. Antes de ducharse, aplíquese un aceite de almendras dulces, que aumenta la elasticidad de los tejidos. También es importante usar siempre sostén y variar las tallas durante la gestación.

También los dientes se resienten, porque el cambio hormonal debilita las encías y la placa bacteriana se vuelve más agresiva y dañina. Un buena solución es dar más importancia que la normal a la higiene bucal cotidiana, aumentando a 5 minutos el cepillado de dientes y encías. Utilice hilo dental para completar la limpieza.No use enjuagues bucales antiplaca bacteriana, salvo que su dentista se lo recete.

Muchas madres sufren de hinchazón en las piernas. La causa es simple: a medida que crece el bebe, éste presiona los vasos sanguíneos que llevan la sangre al la parte inferior. Una buena solución es presoterapia, una vez a la semana. Es importante que la realice un profesional.

Otra causa de retención de líquido y sensación de pesadez es la mala digestión y estreñimiento. Una opción efectiva es beber cada mañana un vaso de agua tibia con una cucharada de miel y semillas de linaza.