Compartir

cuidados especiales bellezaCada zona del cuerpo exige unos tratamientos específicos. Conseguir un vientre plano, un pecho erguido y unas piernas descansadas es nuestra próxima tarea.

Escote y pecho impecables

El escote necesita, además de hidratación, una buena protección solar porque es una de las zonas que más se quema y donde son frecuentes las manchas.

En cuanto al pecho, su único sostén natural es la piel que lo recubre y los finos ligamentos que lo unen al músculo pectoral.

Al estar inmovilizado, la piel se distiende progresivamente. Además, el propio peso de los senos, las malas posturas, los cambios hormonales (embarazos) y las frecuentes alteraciones de peso, favorecen su pérdida de tersura.

Como el calor es el principal enemigo de la tonicidad cutánea, evita las duchas muy calientes y, siempre que puedas, dirige el chorro de agua fría en movimientos circulares alrededor de los dos senos.

Es imprescindible el uso de un buen sujetador que mantenga el pecho firme sin oprimir. No debe dejar marca ni en los hombros ni en la parte inferior de los senos.

Mantén siempre un buena postura, con la espalda bien recta, que realce el pecho.

La natación, de espalda, es el deporte más aconsejado. Los deportes bruscos, por contra, son inadecuados.

Espalda sin un granito

Merece una atención especial porque es la gran olvidada al ser una zona de difícil acceso.

Por tener abundamente transpiración, es propensa a la aparición de impurezas y granitos . Se debe hacer una exhaustiva limpieza con un jabón antibacteriano y una exfoliación.

Para ello, moveremos una banda de crin en vaivén desde las nalgas hasta los hombros.

Cuello terso

Nunca te olvides de él cuando te apliques los tratamientos en el rostro. Su piel es muy fina , apenas contiene glándulas sebáceas y se arruga pronto.

Prolonga siempre hasta la base del cuello los tratamientos de limpieza, hidratación y nutrición que das a la cara. Para combatir su envejecimiento prematuro, puedes utilizar una crema anti-edad.

También la nuca es fuente de tensiones. Un masaje casero es muy eficaz. Para eliminar los nudos haz movimientos rotatorios suaves con la cabeza en ambos sentidos siempre que te sientas cansada.

Brazos bien firmes

Para evitar el descolgamiento de los tejidos de su cara interna de los brazos, hay que hacer ejercicios gimnásticos.

Si tienes mucho vello oscuro y te molesta su presencia, en lugar de depilarlo, decolóralo con una crema.