Belleza

Cuidados para tu Cabello: Tratamientos y Consejos

Compartir:

esenciales cabello

El cuidado del cabello, o el miedo a perderlo en el caso de los hombres, suele ser una de las cuestiones estéticas que más quebraderos de cabeza da incluso a aquellas personas menos preocupadas por su aspecto personal.

El cabello y la forma de llevarlo es una expresión de nuestra personalidad y ofrece mucha información sobre nosotros a quienes nos rodean. De hecho, la «batalla de los pelos» suele ser un episodio por el que pasan, obligatoriamente, los padres de adolescentes de ambos sexos empeñados en reafirmarse a través de teñidos estridentes, greñas desmesuradas o rapados desérticos.

Para tener un cabello bonito es imprescindible cuidarlo, y estas atenciones exceden las del champú a granel y la visita al peluquero cuando no hay más remedio, que es lo máximo que muchos varones están dispuestos a hacer por su pelo siempre que, eso sí, no empiece a caerse.

Respecto a las mujeres, aunque la mayoría prestan más atención a sus cabezas que los hombres, también están las que se resisten a pasar por la peluquería y lucen cortes desabridos, coletas de emergencia y colores insólitos provocados por los tintes inadecuados.

El consejo para tu cabello

¿Qué podemos hacer por nuestro cabello? Llevarlo siempre limpio utilizando un champú y un acondicionador adecuados a nuestro tipo de cabello y a sus problemas.

No cualquier champú vale para cualquier tipo de cabello y además el pelo, como órgano vivo que es, puede cambiar debido a causas internas -una depresión, un embarazo e incluso un régimen alimenticio- o externas, bien sean naturales, como los cambios climáticos o de humedad ambiental, o provocadas, como un tinte, unas mechas o una permanente. Por eso es conveniente cambiar de champú según vayan cambiando nuestras necesidades.

Utilizar una mascarilla capilar al menos una vez por semana. Cortarle las puntas al menos una vez al mes, no sólo para mantener el estilo del corte, sino para fortalecerlo y mantenerlo sano.

Llevar una alimentación sana. Al igual que en el caso de la piel, una mala alimentación se reflejará en nuestro cabello haciéndolo aparecer apagado y sin brillo.

Seguir al pie de la letra las instrucciones de los tintes o reflejos para hacer en casa, sin experimentar por nuestra cuenta mezclas de productos o aumentar el tiempo de pose. Así nos ahorraremos disgustos.

Tips para el cuidado del cabello

En las revistas de moda y belleza, en blogs, etc. muchas veces se habla de piel sana y de cabello sano, pero ¿sabemos realmente qué es un cabello sano y cómo conseguirlo?

Hablamos de un cabello sano y cuidado cuando está limpio, suave, brillante, tiene cuerpo o volumen y es resistente. Para poder presumir de todas estas características deberíamos tener presentes una serie de cuidados del cabello.

Un requisito fundamental para conservar el buen estado del cabello y del cuero cabelludo es la higiene diaria. Desde un punto de vista científico no existe evidencia que lavar el cabello a diario sea malo, como piensa la creencia popular. De hecho, se ha comprobado que la falta de higiene es negativa debido a los depósitos excesivos de sebo, suciedad y restos de células muertas. Siempre debes utilizar productos especialmente diseñados para el cabello y no los destinados a la higiene corporal general. La mayoría de los champús están concebidos para adaptarse a las exigencias individuales de cada tipo de cabello: normal, graso o seco. También es muy importante aclarar muy bien el champú.

En cuanto al uso del secador, del que muchas veces abusamos, no es aconsejable utilizarlo demasiado cerca ni a una temperatura demasiado elevada. Lo mejor es eliminar bien el exceso de agua con una toalla y después no poner el secador a la máxima potencia.

Respecto al cepillado no es nada conveniente cepillar el cabello excesivamente fuerte ni peinarlo de manera excesivamente tirante con frecuencia. El roce daña la cutícula que es una barrera de protección para el pelo.

También es conveniente evitar el uso de de cosméticos agresivos, ya que algunos tintes y permanentes dañan la cutícula de forma importante.

Hay una falsa creencia bastante extendida en cuanto a que cortar o afeitar frecuentemente el cabello estimula su crecimiento. Es algo completamente falso y la creencia se explica por el hecho de que el desarrollo es más rápido y simultáneo a ras de piel. Al contrario que las plantas, el tallo del cabello es una estructura muerta. La cadena de queratina que crece durante años, no tiene ninguna vida una vez que está en el exterior de la piel. Es igualmente falso que el cabello crezca más si se corta en luna llena. Esta idea se basa probablemente en antiguas observaciones de las variaciones del ciclo pilar, a su vez condicionadas por las fluctuaciones hormonales psicológicas.

El tabaco y las agresiones externas como el sol, el frío extremo, la lluvia y el calor lesionan el cabello.

Finalmente decir que igual que para tener una piel bonita hay que cuidar la alimentación para el cabello es lo mismo. Debemos llevar una dieta equilibrada, ya que una alimentación con carencias en aminoácidos azufrados, vitaminas o minerales y un consumo excesivo de sal influye negativamente en la vida del cabello.

Cinco consejos para el pelo que quieres tener

¿Qué tienes que hacer para conseguir un pelo más brillante? ¿Y para tener más volumen? Aquí te damos cinco consejos para el pelo que quieres tener y la manera de conseguirlo

¿Cuál es la forma más efectiva de secarse el cabello?

Primero, recuerda que debes aplicarte un producto especialmente formulado para prevenir el deterioro causado por el calor. Si tu secador tiene un botón de «frío», acostúmbrate a alternar los botones de caliente y frío. Usa el aire caliente para secar el pelo y después hazle una pasada con el frío para enfriarlo, darle volumen y ayudar a que el peinado dure más. Si tu pelo es liso, sécalo primero con una toalla y después ponte cabeza abajo y usa la boquilla de tu secador para dirigir el calor a las raíces. Cuando el pelo esté casi seco, incorpórate y acaba de peinarte con un cepillo para alisarlo. Ladea un poco la cabeza para que el pelo no se apoye directamente sobre el cuero cabelludo; esto permitirá que se seque más rápido. Si tu pelo es rizado, aplícale un serum al pelo recién lavado. Después, con el difusor, inclina tu cabeza hacia delante y pon el pelo encima del difusor. Sube el secador casi hasta el cuero cabelludo para que las puntas y las raíces se sequen al mismo tiempo.

¿Cada cuándo me tengo que cortar el pelo?

Depende de la longitud y estilo de tu corte. Por lo general, el pelo crece unos dos centímetros y medio cada dos meses. Si llevas el pelo corto, a lo garçon o contorneado, es mejor cortarlo o darle forma cada cuatro o seis semanas. Si lo llevas por encima de los hombros, sólo necesitas un corte cada seis u ocho semanas para mantener el «look» del corte original. Como consejo para el pelo largo o las que se lo están dejando, sólo necesitas cortar las puntas cada seis u ocho semanas para mantener las puntas sanas y dar al pelo más fino el máximo volumen. Los cortes regulares ayudarán también a eliminar el pelo crispado y a conseguir que el pelo rizado sea más manejable.

¿Cómo puedo prevenir la electricidad estática en mi pelo?

Como consejo para el pelo y para evitar la estática y el pelo seco durante los meses de invierno, usar un acondicionador suave en la ducha, cambiar el cepillo de plástico por uno de cerdas naturales y evitar secarlo demasiado con aire caliente.

¿Cómo puedo hacer que mi pelo brille?

Una forma para conseguirlo es secártelo con un cepillo plano para conseguir un pelo suave y brillante. Mantén el cabello lo más cerca del secador que sea posible sin quemarlo y aplica un continuo chorro de calor para aplanar la cutícula. Acaba con un producto para el cabello no muy oleoso o te dejará residuos que harán parecer tu pelo graso. Frota un poco del producto en las palmas de tus manos y aplícalo a tu pelo a medio camino entre la coronilla y las puntas, evitando las raíces.

¿Cómo puedo dar a mi pelo más volumen?

Sécate el pelo hasta que sólo quede el 30% mojado. Después aplica un producto especial para dar volumen a las raíces y acaba de secar el pelo como siempre. Cuando esté seco pero aún tibio, dale una rápida ráfaga con aire frío a las raíces para que el volumen permanezca más tiempo. También puedes usar un cepillo redondo con cerdas metálicas cuando te seques el pelo. Las cerdas metálicas retienen el calor, cosa que puede ayudar a dar forma a las raíces. Los rulos calientes también van muy bien, sobre todo cuando están dispuestos muy cerca del cuero cabelludo. Si los rulos no son lo tuyo, una plancha rizadora te ayudará a dar volumen si te la aplicas en las raíces.

Tratamientos Caseros para el Cabello

Tres tipos diferentes de preparados para que tu pelo tenga un aspecto ideal:

Champú de Huevo

Preparamos una infusión con una cucharada de saponaria en un vaso de agua, la cual la filtraremos posteriormente. Añadiremos una cucharada de zumo de naranja y una yema de huevo. Y ya está listo para su utilización.

Champú de Sidra

Utilizaremos 50 gr de saponaria, 25 gr de melisa, 25 gr de romero y medio litro de sidra natural. Dejaremos reposar durante veinticuatro horas. Una vez pasadas estas veinticuatro horas, filtramos el preparado y ya está listo para poder utilizar. Para conservar, guardaremos el preparado en el frigorífico, su tiempo de duración es de una semana aproximadamente.

Tónico Anticaspa

Este tónico la aplicaremos después de lavarte la cabeza y en el último aclarado, lo utilizaremos al menos una vez por semana.

Pondremos a hervir aproximadamente un litro de agua, cuando esté hirviendo, sumergiremos unos cuantos de tallos y hojas de apio. Lo hervimos todo durante cinco minutos y lo dejamos reposar con el cazo tapado hasta que se enfríe. Una vez que esté frío, lo aplicaremos muy bien por todo el cuero cabelludo, para que haga bien su efecto. Esta receta puede ser una solución definitiva a este problema de la caspa.