Compartir

cuidados episiotomiaEs habitual que la herida de la episiotomía resulte dolorosa los primeros días por acumulación de líquido en sus bordes que los hincha y provoca que el hilo de la sutura tire de la piel a su alrededor, es frecuente también la presencia de una extraña sensación de picazón a medida que la episiotomía va cicatrizando.

La mejor manera de cuidar la episiotomía y protegerla de complicaciones es mantener una estricta atención e higiene. Pero mejor aún podría ser evitarla, lo que se puede llegar a conseguir con masajes perineales.

¿Cuales son los principales cuidados de la episiotomía?

Como dijimos una correcta higiene es fundamental, se deben realizar baños o duchas con jabón blanco sin perfume o antisépticos iodados, es muy importante mantener la zona seca utilizando secador de pelo luego de la limpieza y apósitos de gasa suave que serán cambiados frecuentemente. Evitar el uso de toallas para el secado ayuda a no irritar la piel de la vulva.

¿Cuáles son las complicaciones?

Las complicaciones más frecuentesen la episiotomía suelen ser la formación de hematomas (acumulación de sangre), infecciones, dehiscencia (apertura de la misma), todas situaciones muy molestas que suelen evidenciarse durante los primeros 3 a 4 días del parto y deben solucionarse rápidamente para evitar su agravamiento e incorrecta cicatrización.

¿Cómo tratarlas?

En ocasión de alguna de estas complicaciones, es conveniente lavar la herida con antisépticos, y tratar la zona con antibióticos y cicatrizantes varias veces por día.

Si la dehiscencia es muy amplia, se debe curar la herida si es que está infectada y luego volver a coserla ya que un tratamiento con cicatrizantes no será suficiente ni redundará en una óptima resolución de la herida.

De todos modos de cara al cuidado de la episiotomía es fundamental la evaluación de la misma por tu obstetra y seguir todas sus indicaciones en cuanto a la higiene, la espera para la reanudación de las relaciones sexuales, la carga de pesos, el ejercicio físico, etc.